Blindar el periodismo, bloquear la mentira

La Alcaldía de Caracas reconoció a un grupo de comunicadores sociales por su labor de exaltar la verdad

Una crónica se trata de contar un cuento que es verdad, indicó en una de sus genialidades Gabriel García Márquez, según expuso Mercedes Chacín durante el acto de entrega de condecoraciones que la Alcaldía de Caracas concedería a algunos de sus comunicadores sociales con motivo de haberse celebrado el Día Nacional del Periodista el pasado 27 de junio.

Sobre la base de tan asertiva expresión del Premio Nobel de Literatura giró la intervención de la presidenta de la Fundación para la Comunicación Populares y directora de Ciudad CCS, a quien le correspondió en primer lugar excusar la ausencia de la alcaldesa Érika Farías, muy esperada por los trabajadores y trabajadoras para plantearle reivindicaciones laborales que dignificarían aún más el ejercicio de tan apasionante oficio como el periodismo.

No obstante, para ello debe haber algún espacio porque “esperamos que en otra oportunidad nos acompañe”, indicó Chacín, quien además de aludir una serie de proyectos que se han consolidado en beneficio de los trabajadores, tanto en los diez años de Ciudad CCS como en los siete que va a cumplir la revista Épale CCS, hizo una reflexión en torno al enfrentamiento entre la verdad y la mentira en pleno ejercicio del periodismo: “(…) si la política editorial de una publicación o radio o tv o página web es mentir, el periodismo muere. No existe”.

Por supuesto que Mecha, como es conocida, habló acerca de la (i) responsabilidad de los medios electrónicos y las redes sociales, porque por sus propias características tienden a tornarse en favor de un antiperiodismo que tanto gusta en ciertos sectores.

“Por eso hay que enseñar a leer ese mundo digital. Tres mil 600 noticias falsas se inventan cada día sobre Venezuela que se multiplican por millones de lectores. Con doble propósito: captar mentes incautas y mellar el alma de las mentes alertas”, aseveró.

Los aplausos que acompañaron su intervención (igual que los que la audiencia reunida en la sala de redacción de Ciudad CCS le rindió a los compañeros que amenizaron el acto con sus cantos), se entrecruzaron con el típico olor a naftalina ligada con perfumes Factory sobre trajes recién desempolvados que los compañeros vistieron por el momento especial.

Pasión insaciable

“El periodismo es una pasión insaciable que solo puede digerirse (…) por su confrontación descarnada con la realidad”, dijo la coordinadora de Investigación, Francis Cova, cuando tomó el testigo en el discurso; con lo que complementó la idea en torno a que “tenemos el poder de la palabra aunque a veces se nos olvida”.

Citó al colega Juan Ramón “Chilo” Lugo, para afianzar además de los gajes del oficio, el trabajo en equipo, la exhortación a que “hagamos un periodismo con los pies sobre la tierra (…) y aunque se sabe que es una tarea dura, “aquí se sufre pero se goza. Viva Chávez”.

Una Mecha que enciende

Seguidamente, la propia Francis Cova hubo de dar lectura de unas emotivas líneas que envió, porque causas mayores le impidieron estar, el compañero Rubén Wisotzki: “Reconozcamos, dejen que reconozca, que uno pensó (…) que no seguía la utopía, que no seguía el sueño (…) que no seguía la lucha, que no seguía la revolución, que no seguía la vida.

Tuvo que venir (…) el universo Gradillas y esa luz, que (…) muchísimas veces es reflector (…) de empeño y desempeño que se llama Mercedes, (…) Mecha (de esas que se encienden), para desmentirnos en el fulgor de esta extraordinaria explosión.

(…) En ese estallido, ígneo, fulgurante, en esa atomización nos componemos todos y la componemos a ella. Pero, cuidado, sin cursilería: no somos todos Mecha, pero sí Mecha es de todos. Y es, también, y en consecuencia, de Ciudad CCS, de esa hija rebelde que es Épale, de la escuela más necesaria en estos tiempos, que es la de comunicación popular, de la útil campaña Convivir para vivir, y de Gradillas. (…) Les estoy muy agradecido a las Mechas y a los Mecheros, quienes, en medio de la pugna comunicacional (…), me han enseñado que en revolución seguimos”.

Periodismo y lucha social

El luchador social y periodista de la alcaldía Jean González en un encendido discurso hizo un paralelismo entre el periodismo de Simón Bolívar y las condiciones de comunicador de Hugo Chávez, e instó a seguir esos derroteros para combatir la guerra mediática.

Al mismo tiempo, González habló de las bondades de la Ley de Responsabilidad Social, “mal llamada Resorte, por la derecha”, a la vez que recordó que hoy hay más libertades en este proceso de “comunicación como base de lo que somos como seres humanos”.

Los agasajados

Por Ciudad CCS, además del periódico como tal, recibieron reconocimiento por promover la verdad, los periodistas Ruddy Franco, Reinaldo Linares, José Antonio Ramírez y Natasha Martínez; Yrleana Gómez (fotografía) y Freddy La Rosa (diseño); por Épale recibió el reportero gráfico Michael Mata; Jean González de Fundapatrimonio; Yoselín Briceño de Fundarte; Manuel Aponte de RRPP de Poli Caracas; Julio César Chávez, de Imdere; Morela Rodríguez y Nelkis Arias de RRPP de la Alcaldía y César Gómez por su columna de INN.

Periodismo y sentido de vida

Por su parte, el jefe del gabinete de economía de la alcaldía, Miguel Carreño, luego reiterar la excusa por la ausencia de la alcaldesa, afirmó que el periodismo “más allá de un oficio, le da sentido a la vida”, y dijo estar convencido que “Ciudad CCS es un instrumento poderoso de comunicación para seguir contando esta historia (…) y debemos asumir el desafío de reinventarnos para darle continuidad a la explicación permanente de la verdad ante tanta mentira”.

De igual manera, Carreño destacó las cualidades de comunicador mostradas por el líder de la Revolución, Hugo Chávez, quien a su juicio es “nuestro primer gran comunicador”.

De cantos y otros regalos

Juan Eloy Sánchez de producción, abrió el acto con Las Coplas del Payador Perseguido, de Atahualpa Yupanqui, y cerró con Los que mueren por la vida, de Alí Primera. Lo acompañaron en el canto el periodista Gustavo “Guayo” Vargas con Un canto de paz, un reggae de su autoría, y de informática Alexánder Sumoza y su padre Luis, interpretaron Detén la noche, de los 007… El otro regalo a los trabajadores fue un kit contentivo de una libreta, ocho marcalibros alusivos a la campaña Convivir para vivir, y el poemario Regiones Verbales de Antonio Trujillo.

Ciudad Ccs/Luis Martín

Únase a la conversación