Caimanera II

Earle Herrera

El origen de la palabra “caimanera” lo explica en su libro Léxico del béisbol en Venezuela el profesor (UCV) Edgar Colmenares del Valle, a la sazón tutor de Cristóbal Jiménez, para su tesis de grado como de maestría. El coplero de oro (cochano) obtuvo así un título exótico que colgó en Mantecal, aunque nadie ahí sabe para qué sirve esa cosa de “magister scientiarum” y al verlo los llaneros se persignan. Ocurre que los pitiyanquis, como el imperio también bloqueó el béisbol, llaman “caimanera” a nuestra pelota profesional (ayer ganamos). Eso sí, los equipos gringos mandaron a sus scouts a cazar talentos en esas “caimaneras”. Mira tú.


Únase a la conversación