Celebra con nosotros a Aquiles Nazoa

Es un homenaje para mantener vivo su arte, humor y pasión por la cultura caraqueña

Como parte de los preparativos para celebrar los 100 años del natalicio del escritor, ensayista, periodista y humorista venezolano Aquiles Nazoa, el semanario Ciudad Caracas realiza una invitación a los caraqueños a expresar, dedicar y escribir poemas, versos y prosas con el propósito de honrar la vida y obra del poeta.

La convocatoria es abierta para todo público, mujeres, hombres y niños, quienes podrán manifestar mediante sus textos pensamientos, sentimientos y reconocimiento al legado cultural de Aquiles Nazoa.

Desde hoy y hasta el mes de mayo serán recibidas a través del correo electrónico participacionciudadanaccs@gmail.com, las mejores líneas se publicarán en “La página de Aquiles”.

Con esta actividad, el semanario se une al homenaje nacional que se le realizará a Aquiles Nazoa el próximo 17 de mayo.

 

Hablando de Aquiles

El asesor editorial de la Fundación para la Comunicación Popular CCS, Roberto Malaver, habla de este homenaje a Nazoa y considera que “es un caraqueño que se hizo universal a través de sus textos poéticos y humorísticos”.

 

—¿ Qué buscan al realizar esta convocatoria?

—Queremos que la gente celebre los 100 años de Aquiles con nosotros, escribiendo lo que piensan u opinan de la obra de Aquiles, en un espacio de 300 a 500 caracteres. Vamos a recopilar los mejores textos para publicarlos. Ya pueden enviar sus prosas o versos. Esto es una especie de concurso abierto, todos pueden escribirle a Aquiles. Queremos saber lo que opina el pueblo sobre la obra de Aquiles Nazoa.

 

—¿Por qué realizar este homenaje?

—Es una manera de seguir admirándolo, de seguir queriéndolo, para seguir recordando que hubo un hombre que fue capaz de entendernos, que fue capaz de saber cómo eran los caraqueños y cómo es el venezolano. Se ganó la confianza de todos a través de la palabra.

Ciudad Caracas se une a este homenaje nacional, desde la creación de “La página de Aquiles”, que forma parte de la contraportada del periódico. Llevamos más de 10 publicaciones con sus poemas, cantos y versos.

Como parte del mismo homenaje, se piensa recopilar para la fecha aniversaria  las mejores líneas de los caraqueños y publicarlas en este impreso.

 

—¿Cuál ha sido el legado de Aquiles en estos 100 años?

—Nos dejó como legado la alegría.  También nos dejó una vida honesta y ejemplar desde el punto de vista de un caraqueño que quiso esta ciudad y multiplicó la alegría del venezolano. Sus textos, poemas y escritos humorísticos son el legado que debemos mantener, defender y hacer todo lo posible para que viva siempre con nosotros.

 

—¿La obra de Aquiles?

—La obra de Aquiles se divide en poesía, humor, teatro para leer y sus textos más serios. Uno de ellos es «Caracas física y espiritual» con el que ganó el Premio Municipal de Opinión en 1967.

“El arrocito de los López”, “Las personas superiores o al que no le haya sucedido alguna vez que levante la mano”, “Tráiler de una película mexicana”, “Los martirios de Colón”.

A mí lo que más me gusta de Aquiles y lo he dicho siempre es “La balada de Hans y Jenny”, me parece un poema maravilloso y extraordinariamente poético, y sus textos humorísticos que están en prosa.

«

Una palabra de Aquiles

bastará para sanarnos,

fue un hombre

que multiplicó la alegría

de los caraqueños

con sus textos,

sus poemas,

sus cuentos”.

 

—¿Unas palabras para Aquiles ?

—A Aquiles le debemos las mejores palabras.

Es como una especie de dios del humor, aunque a él no le gustaba endiosar a la gente, pero bueno. Es el mejor humorista del mundo por su tratamiento en el texto, tanto en prosa como en verso. Es la representación de la inteligencia nacional.

—¿Por qué difundir su obra?

—Tenemos que luchar por divulgar su obra, de eso se trata el homenaje, de acercar más a Aquiles a la gente. Ya él no está y debemos hacer todo lo posible para dar a conocer su legado literario entre los más jóvenes y que entiendan quién fue Aquiles Nazoa.

Deseamos que la juventud se enamore de su arte, de su humor, porque así sigue vivo por más tiempo.

Basta con leer una sola página de su obra «Humor y amor» para que uno empiece a querer cada día más a Aquiles Nazoa.

 

—Recordando a Aquiles

—El inolvidable poeta y cultor caraqueño Aquiles Nazoa nació el 17 de mayo de 1920, en el seno de una familia humilde . Fueron sus padres Rafael Nazoa, jardinero, y Micaela González. Empezó a trabajar a los 12 años para ayudar a su familia. Entre 1932-1934 desempeñó múltiples oficios como aprendiz en carpintería, telefonista y botones.

Entre sus obras destacan Caperucita roja criolla (1955), Poesía para colorear (1958), El burro flautista (1958), Los dibujos de Leo (1959), Cuba de Martí a Fidel Castro (1961), Pan y circo (1965), Los humoristas de Caracas (1966), Gusto y regusto de la cocina venezolana (1973), Vida privada de las muñecas de trapo (1975), Aquiles y la Navidad (1976), Caracas física y espiritual (1967), Historia de la música contada por un oyente (1968), Humor y Amor (1970), Retrato hablado de matapalo (1970), Venezuela suya (1971), Los cincuenta usos de la electricidad (1973). Con sus obras proyectó los valores de la cultura popular venezolana, por ello se hizo acreedor de los premios: Premio Nacional de Periodismo en la especialidad de Escritores Humorísticos y Costumbristas (1948), Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (1967) y Premio al Mejor Libro Publicado.

Desde Ciudad Caracas, los invitamos a todos los que nos leen a participar, celebrar y honrar juntos el centenario de Aquiles Nazoa.

Como dice Ludovico Silva en el prólogo del libro de Aquiles Nazoa, Poemas Populares, Aquiles es el mejor poeta humorístico del país, su presencia en el Aula Magna de la UCV siempre fue aplaudida por miles de estudiantes y profesores que supieron ver en él su talento y su gran capacidad para improvisar acerca de lo que sucedía en ese momento en el país.

Poema: Credo de Aquiles Nazoa

Creo en Pablo Picasso, Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra; creo en Charlie Chaplin, hijo de las violetas y de los ratones, que fue crucificado, muerto y sepultado por el tiempo, pero que cada día resucita en el corazón de los hombres…
(…)
Creo en la fábula de Orfeo, creo en el sortilegio de la música, yo que en las horas de mi angustia vi al conjuro de la Pavana de Fauré, salir liberada y radiante de la dulce Eurídice del infierno de mi alma, creo en Rainer María Rilke héroe de la lucha del hombre por la belleza, que sacrificó su vida por el acto de cortar una rosa para una mujer…
(…)
Su capitán Lord Byron, al cinto la espada de los arcángeles, junto a sus sienes un resplandor de estrellas…
Creo en el perro de Ulises, en el gato risueño de Alicia en el país de las maravillas, en el loro de Robinson Crusoe, creo en los ratoncitos que tiraron del coche de la Cenicienta, el beralfiro el caballo de Rolando,
y en las abejas que laboran en su colmena dentro del corazón de Martín Tinajero…
Creo en la amistad como el invento más bello del hombre

 

Ciudad CCS / Emily Cazorla

Únase a la conversación