Comunidad ecuatoriana en Bruselas rechaza medidas económicas de Moreno

Igualmente en Francia los ecuatorianos exigieron derogar el decreto presidencial 883 que produjo un caos en el país

La comunidad ecuatoriana en Bruselas, Bélgica, se sumó este domingo a las protestas en contra de las medidas económicas impuestas por el presidente Lenín Moreno que cuentan con el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI) e igualmente expresó su rechazo a la represión policial contra las manifestaciones populares.

Así lo informó el ex-presidente ecuatoriano Rafael Correa, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Hoy domingo 13 de octubre, impresionante manifestación en Bruselas, en contra del Gobierno de Moreno y la violencia“, reseña la publicación.

Más temprano, en París, Francia, un grupo de ecuatorianos también se expresó en solidaridad con sus connancionales quienes han sido víctimas de la represión policial durante las protestas populares que comenzaron el 3 de octubre pasado en las calles de Ecuador.

El pueblo demanda la derogación del decreto presidencial 883, mediante el cual el Gobierno de Moreno eliminó el subsidio a los combustibles y con ello las ayudas a la gente que lo necesita, mientras subsidia a las grandes corporaciones empresariales por la vía de exoneraciones tributarias, además estableció una reducción de 20 % de los salarios de los empleados públicos y la eliminación de vacaciones, entre otras medidas que afectan al pueblo.

La Defensoría del Pueblo reportó que en estos 11 días que llevan las protestas se han registrado 937 heridos, 1.121 detenidos y 6 personas fallecidas.

Moreno decretó el martes pasado un toque de queda en las adyacencias de los edificios gubernamentales, lo cual se sumó al estado de excepción que fue decretado el 3 de octubre.

Este sábado 12 de octubre anunció otro decreto de toque de queda y la militarización de los distritos metropolitanos Quito y Valles, a partir de las 15:00 horas (local).

El Presidente ecuatoriano accedió a revisar el decreto 883 y las otras medidas exigidas por el movimiento indígena y otros sectores sociales.

Ciudad CCS / AVN

Únase a la conversación