Convivir para vivir | Eje del Buen Vivir funciona en el Parque Sucre-Los Caobos

El encuentro se inicia con caminatas y charlas entre los asistentes y finaliza con bailoterapia

 

En el legendario parque Los Caobos, el cual fue inaugurado en los terrenos de la antigua hacienda ”La Industrial”, propiedad de don José Mosquera, el 9 de diciembre de 1924, con motivo de la conmemoración del centenario de la Batalla de Ayacucho, se denomina Antonio José de Sucre y en él se reúnen, en las mañanas dominicales, alrededor de 200 personas para realizar diversas actividades relacionadas con el mejoramiento de la salud física y mental.

A tempranas horas se observa en las caras la alegría y felicidad de las personas que allí acuden. Comienzan por cuenta propia con ejercicios de caminata y trote, como parte del calentamiento y a la espera de los profesionales para efectuar la gimnasia dirigida y la parte final, que consiste en una larga sección de bailoterapia.

También son muchas las personas que se hacen acompañar, por todo lo ancho y largo del parque, con sus respectivas mascotas y al mismo tiempo se presentan grupos familiares, para completar una mañana con reuniones amistosas y en la búsqueda de mantener y mejorar la salud.

Se nota un agradable ambiente cuando los saludos se multiplican entre los asistentes al Eje del Buen Vivir. La dirección tiene una buena filosofía, consistente en inculcar, mediante saludos, reuniones y encuentros, valores y principios que dirigen la conducta de la totalidad de las personas que se reúnen en Eje del Buen Vivir.

Luego de los saludos, las charlas y las caminatas de calentamiento, los asistentes se dedican a seguir las instrucciones y los ejercicios de gimnasia dirigida, para luego unirse en una primera sección de bailoterapia, conducida por Paúl García y Jorge Pacheco, quienes son invitados permanentes a las actividades dominicales que se realizan en el Parque.

Ellos también tienen una sección de ejercicios, conocida como “Bailando por tu Salud”, que se trasmite todas las mañanas de lunes a viernes, por Venezolana de Televisión (Canal 8).

La ministra del baile

La parte final, donde concurre la totalidad de las personas, es dirigida por la profesora Leslie Reyna, a quien todos le dan la bienvenida con un sonoro y prolongado aplauso.

Reyna, quien es conocida como la Ministra del Baile, tiene muchos años en la dirección de la actividad denominada bailoterapia. En un principio instaló el Eje del Buen Vivir en los espacios que se encuentran entre los museos y el Teatro Teresa Carreño, pero luego fue trasladado al lado del espejo de agua, donde se encuentra la estatua del Efebo de Maratón.

La profesora se presenta, de manera religiosa, todos los domingos en la mañana para liderar las actividades relacionadas con los ejercicios, que a través de las charlas, los encuentros y la sección de bailoterapia, ayuda a mejorar o a mantener en buena salud a sus cientos de seguidores.

También a Leslie Reyna se le puede apreciar todas las mañanas, lunes a viernes, por la televisora TVES.

Dedicatorias al efebo

Todo el que llega realiza una especie de rito con saludos a la réplica de la estatua del Efebo de Maratón, que se encuentra en un espejo de agua. La obra fue donada por el gobierno de la República de Grecia al Concejo Municipal de Caracas el 15 de marzo de 1988.

Es copia de una pieza única del siglo IV antes de nuestra era y fue hallada en el mar Egeo en 1925, y se encuentra en el museo de la ciudad de Atenas.

Un “efebo” es para los griegos un adolescente masculino entre 16 y 18 años de edad. Se le agregó “de Maratón”, porque corresponde a la bahía griega donde fue encontrado. Su estilo y formas corresponden con el periodo clásico de la estatuaria griega, etapa en la cual se logra la creación de figuras humanas o animales vaciadas en bronce, con las cuales configuran el naturalismo con armonía y equilibrio.

Ciudad CCS / Julio Barazarte / Fotos Américo Morillo

Únase a la conversación