Convivir para vivir | En la parroquia San Juan, la EB 19 de Abril no vacaciona

La institución sirve a estudiantes de educación primaria y facilita sus espacios para las actividades

San Juan es una de las parroquias caraqueñas de mayor data que aún conserva varios espacios con perfil colonial con utilidad educativa, tal como sucede en la Escuela Básica Nacional Bolivariana 19 de Abril, plantel, de los pocos, con operatividad prácticamente de domingo a domingo para el público en general, y que se encuentra ubicado específicamente al lado de la iglesia San Juan Bautista, también conocida como la iglesia de Capuchinos.

Se trata de una institución que, actualmente, imparte clases a más de 500 niñas y niños, que tiene surgimiento en 1883 durante la presidencia de Antonio Guzmán Blanco y que con el tiempo sufrió transformaciones hasta obtener el nombre que la identifica, con el cual tiene 84 años sin perder su esencia, la misma que hoy es transmitida por cada uno de los docentes en horario corrido de 7:00 am a 3:00 pm.

Según afirma el subdirector, Wilmer Guerrero: “Es un plantel abierto a la comunidad, basado en actividades pedagógicas que buscan dinamizar las experiencias de los estudiantes mediante brigadas que les aportan mayor formación y disciplina. También ha sido sede de congresos que agrupan a las 11 escuelas que integran el circuito educativo Quinta Crespo, así como de diversas actividades culturales”.

Siempre abierta y agitada en cualquier momento

Fuera de sus instalaciones, la escuela 19 de Abril también participa activamente en diversos actos de índole cultural, principalmente, y todos los que vengan a bien reforzar la educación de las muchachas y muchachos. “Por ejemplo, hemos trabajado en jornadas repartiendo alimentos, dando un plato con comida a aquellas personas que lo necesitan. Además, contamos con un espacio para que funcione un Club de los Abuelos, enlazamos constantemente con la Casa Aquiles Nazoa, y hemos tomado en varias oportunidades la plaza de Capuchinos, dentro y fuera del año escolar, sobre todo en los asuetos de Carnaval, Semana Santa, entre otros. Impartimos, también, desde 2006, la Misión Ribas y Misión Sucre en el horario nocturno, hasta los fines de semana, y las mismas ya tienen dos cohortes de graduandos. Les facilitamos los espacios, además, a los Boy Scouts” explicó el profesor con mucha satisfacción.

Asegura que, en este 2019, la actividad organizada por la institución y que más impacto ha generado fue la denominada “San Juan todo lo tiene, San Juan todo lo da” que abarcó una semana completa de programación, visitando todo el circuito educativo de la parroquia, en la que coincidieron muchos actores culturales y se integraron bastantes estudiantes. Ésta y las demás actividades son promocionadas por medio de las redes sociales e invitaciones directas.

“Creo que la escuela debe estar abierta a la comunidad. Una de las mayores satisfacciones que tenemos es que vemos cómo incluso los sábados y domingos y todas las noches hay la misma dinámica que el resto de los días. Siempre se ve llena, en movimiento, y cada vez que la gente requiera nuestros espacios estaremos aperturados para articular y ejecutar esas actividades que aportan al desarrollo parroquial”, añadió.

Las filtraciones de agua en algunos salones requieren atención inmediata.

Debilidades atendidas entre todos

Las deficiencias que tiene la escuela 19 Abril se reflejan en parte de sus estructuras con algunas filtraciones en varias aulas de clases. Dicho deterioro, los directivos esperan que sea atendido pronto por las autoridades educativas, a las cuales han hecho varias solicitudes. De igual forma, la falta del servicio de agua también se presenta notoriamente, pero, esta última carencia, de alguna manera, ha venido “resolviéndose” gracias a la donación de tanques y a la compra de otros por intermedio de los docentes, además, han contado con el apoyo de los propios representantes quienes, diariamente, llevan a sus niños y colaboran con, al menos, un litro del vital líquido.

HAROLD URRIETA / CIUDAD CCS

Únase a la conversación