Convivir para vivir | Los consejos comunales nos abren las puertas de la organización

En la parroquia San Pedro la gente se organiza y asume la necesidad de incorporar a los habitantes de los urbanismos vecinos

Al menos doce voceros comunales de distintos sectores de la parroquia San Pedro, se reunieron frente a la empresa de producción social Rescatando Sabores, en la calle María Teresa Toro, en Las Acacias, con la finalidad de intercambiar impresiones acerca del abordaje de problemas como basura, transporte, ruidos molestos y servicios básicos, entre otros. Sopesaron la conflictividad y cómo solucionarla, pero también se anticiparon a reconocer el poder de una comunidad consciente y organizada.

Lo primero que hicieron los vecinos organizados de la parroquia San Pedro, fue presentar un diagnóstico de la parroquia. Tomó la palabra Oscar Delgado para señalar que se trata de un colectivo humano en donde predomina la oposición. En una proporción general en términos electorales de 90-10 en Santa Mónica y de 50-50 en el sector de Las Acacias, donde convergen 3 urbanismos, y los barrios El Progreso y Droz Blanco.

“Somos vecinos y nos conocemos desde hace años y la creación de los consejos comunales ha contribuido a incentivar la camaradería y han sido esos consejos comunales los que nos han dado la fortaleza para la organización. A los activistas ya no nos ven como enemigos porque abordamos los problemas puntuales como la basura, seguridad, transporte… Y hemos creado las Mesas de Servicio para la buena distribución del gas y de transporte, por ejemplo”.

Este grupo de vecinos evaluó el impacto de la llegada de los urbanismos a la parroquia y de las dificultades que han tenido para comunicarse y armonizar con ellos y lograr ganárselos para la organización. Señalaron la necesidad de una mayor conciencia en estos grupos humanos.

Indicaron que el principal problema que han tenido que abordar es el de la recolección de la basura. Debemos crear la cultura del reciclaje y la estamos haciendo sin darnos cuenta. “¿Quién ahora no recicla las bolsitas del arroz?, la de la leche puede funcionar como sustituto del papel de aluminio, por ejemplo”, indicó Trinidad Sánchez, responsable del Eje 4 del Bloque de Comunas.

Resalta Sánchez que tienen un nivel alto de organización porque la situación de guerra y asedio nos ha llevado a planificar día a día lo que vamos a comer y a estructurar nuestro tiempo.

–Son niveles de organización que nos permiten reidentificarnos y lo hemos hecho de manera intuitiva. Con los Clap hemos logrado limar asperezas y nos han ayudado a organizarnos–, a decir de Efraín González.

–Los consejos comunales nos abrieron las puertas para apoyarnos unos con otros. Ahora a casi nadie le gusta estar donde no hay organización. Hemos estado tomando conciencia de la fortaleza que tenemos. Hasta que no se tome conciencia no vamos a avanzar a la velocidad que deberíamos ir. Siempre vamos hacia adelante. Debemos dejar el ego e ir en avanzada–, acierta Efraín González, quien valora la organización que tiene esta comunidad y señala que “debemos difundir lo que hacemos. Ir al rescate y a la reivindicación de la organización a través de la distribución del pan que hacen desde la Empresa de Producción Social “Rescatando Sabores”, de los CDI, desde el Comité de Trabajadoras Residenciales que se creó en la parroquia”. Enumera que cuatro consejos comunales se benefician con la distribución del pan.

Al respecto, Maritza Pardo explicó que desde la panadería escuchan a la gente: “Aquí hemos recibido recetas de torta de yuca, de jarana, de caraotas, hemos hecho quesillo de pasta, nos han apoyado. Tenemos que ir poco a poco”, dijo.

En cuanto a la radio El Canto de la Guacamaya explicó Efraín González que han calado en la comunidad, pero no hay retroalimentación por falta de teléfonos e Internet en su sede de la Universidad Bolivariana.

No a la violencia

Pese a las dificultades y al asedio que sufre el país, explicaron que la razón por la que no ha permeado la violencia se debe a que hay conciencia de clase y “reconocemos que lo otro es peor”.

–Sabemos que tenemos un gobierno más humano hacia su pueblo y tenemos conciencia bolivariana. Por el rescate de la identidad y porque los símbolos que nos identifican están vivos en el pueblo.

Señalaron la conciencia de un pueblo que piensa en la integración de América del Sur y el Caribe. Que Trump se está enfrentando al pueblo venezolano.

–La gente vio la actuación delincuencial de la oposición con el robo de Citgo y de la empresa Monómeros. El mismo caso de la frontera corroboró lo que siempre señaló el Gobierno de los opositores–, dijo Julio Hernández.

Mientras que Maritza Pardo, de la EPS, subrayó la fuerza del amor hacia el ser humano que nos enseñó Chávez: “Somos los hijos de Bolívar y de Chávez, el Gobierno siempre ha tratado de ayudarnos, hacemos las cosas bien, ayudamos al vecino y no nos van a doblegar porque somos gente de paz y de bochinche”.

TERESA OVALLES M. / CIUDAD CCS
FOTO JACOBO MÉNDE

Únase a la conversación