David Paravisini: “La distribución es el problema de la gasolina”

Roberto Malaver

Ingeniero. Experto petrolero. Constituyentista. Profesor universitario.

—¿Cuál es la realidad del petróleo venezolano?

—En primer lugar, hay que denunciar que Venezuela está siendo atacada por una potencia extranjera, Estados Unidos de América, que quiere apoderarse de nuestro petróleo, y el primer objetivo de esa guerra es Pdvsa. Por otra parte, como podemos constatar, Pdvsa fue una creación de las trasnacionales de la época, las siete hermanas, con el fin de poder mantener el control del flujo de los petrodólares. A partir de esa transposición de roles entre los componentes trabajo, capital y propietario, la empresa Pdvsa asumió todos los roles en detrimento del sector trabajo y de la del dueño del recurso, el pueblo venezolano, que observa exánime cómo las gerencias o juntas directivas, sucesivamente, despilfarran los ingresos obtenidos, degradan la actividad productiva, deterioran los activos y menguan el patrimonio de la industria. Los trabajadores y las trabajadoras aparecen inermes ante el desencadenamiento de los eventos de caída de la producción, precarización de los salarios, fragmentación de la vida laboral y semiparalizados frente a la amenaza que se cierne sobre Pdvsa.

—¿Cuál es la realidad de la gasolina en Venezuela?

—El presidente Nicolás Maduro, en agosto de 2018, expuso un plan para llevar los precios de los combustibles a promedios de precios internacionales, y esta es la fecha en que el tema no se menciona. Con el acoso económico por parte de Estados Unidos de Norteamérica, con el bloqueo financiero, se ha venido produciendo un deterioro general de las condiciones de vida de los venezolanos y las venezolanas, y la distribución de la gasolina no escapó de tal acción. En el caso de las refinerías, el efecto del sabotaje económico golpea en dos aspectos principales. El primero, el relacionado con acceso a los repuestos y los ítems consumibles en las operaciones, y, en segundo lugar, los insumos importados, que requieren algunas mezclas de los productos de refinación. Tengo información de los trabajadores y trabajadoras de refinación de que, con los recursos con que cuentan, han venido produciendo la gasolina que hace falta para el consumo nacional. El principal problema que se presentó y se presenta es con la distribución, por haberse interrumpido el transporte por barcos de carga.

—¿Cuál es la realidad de la Asamblea Constituyente?

—La confrontación de concepciones político ideológicas en la ANC reveló las inconsistencias o antagonismos irreconciliables, incompatibilidad entre el Estado nacional de economía liberal capitalista existente, y la demanda política que se genera en un pueblo esperanzado en la construcción de un nuevo Estado comunal, llamaba el Presidente Chávez. Tal es la magnitud de la incongruencia entre ambas percepciones, que hoy se debate, dentro de la misma ANC, si se dará paso a una Constitución que reconozca a la Comuna como un actor político, económico y social, tal y como se le otorga al sector privado. Esta es la realidad que identifico de mayor preeminencia en la ANC puesto que, más allá de ser herramienta política para el Poder Ejecutivo, de poder político de base legal para confrontar las exigencias de la guerra con Estados Unidos, más allá también está el problema fundamental de resolver la creación de un nuevo Estado nación, que, de una vez por todas, nos permita como pueblo superar los anacronismos derivados de las instituciones coloniales que sobredeterminan a los poderes públicos hoy día.

—¿Cuál es la realidad del país?

—La constatación de un país que en un período de tiempo inimaginable, que se inicia en el 2014 hasta la fecha de hoy, y que pareciera no haber retorno, en el que no se dispone de divisas fáciles, tanto para el latrocinio de la burocracia estatal y los ladrones rapaces de la burguesía parasitaria, como de la burocracia estatal despilfarradora, es el nuevo signo de la realidad nacional.

—¿Y habrá solución?

—El presidente Maduro impulsa incontables planes con los trabajadores a fin de rescatar la producción y recobrar las condiciones de trabajo en la actividad petrolera. Particular mención merece el denominado “Profundizando la transformación de Pdvsa hacia una corporación socialista, Plan Estratégico Socialista PES 2016-2025, y, al mismo tiempo, se ha declarado el Presidente Comunal, significando con ello la valoración de un nuevo actor político, social y económico para la transformación de la sociedad. Desde la ANC, de manera aún no ostensible, se redacta un proyecto de Constitución que potencia las aspiraciones del pueblo chavista.

______________

Retrato Hablado

Carlos Puebla fue, con sus composiciones y su canto, el cronista más conocido de la revolución cubana. Todo lo que pasaba en Cuba, y todo lo que atentaba contra Cuba, tenía en él una rápida y sonora respuesta. Como pasó con la Organización de Estados Americanos, OEA, cuando Cuba fue expulsada de “ese ministerio de las colonias de Estados Unidos”, como lo llamó Raúl Roa. Entonces escribió, Con OEA o sin OEA, ganaremos la pelea. Una de sus canciones más conocidas es la que le dedicó al Che Guevara: Hasta siempre, comandante. Cuenta su viuda Rosalba Juárez lo siguiente: “Erróneamente muchas personas creen que Puebla compuso Hasta siempre Comandante, al morir el Che. Pero no fue así. Fue el 3 de octubre de 1965, y precisamente esa noche Fidel dio a conocer la carta de despedida del Che. Mi esposo, conmovido por la noticia, se dirigió a su estudio”. Fue acompañado siempre por el conjunto musical Los tradicionales. Con ellos viajó a muchos lugares del mundo: En Caracas estuvo en el teatro Los Cedros, en la Asociación Venezolana de Periodistas, AVP, y en el Aula Magna de la UCV. Una vez le preguntaron por su obra y dijo: “Toda mi obra se basa en ritmos de Cuba, ritmos que tienen algo de España y algo de África. En ellos introducimos los problemas del pueblo cubano, que son los problemas del subdesarrollo”. Nació el 11 de septiembre de 1917, en Manzanillo, Cuba, y murió un día como hoy, 12 de julio de 1989, en La Habana, Cuba.

________________

El Viernes de Lira

 

 


Únase a la conversación