Decisión de EEUU divide a Liga de Beisbol

Tras una serie de diligencias de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), encabezada por Giusseppe Palmisano, se logró que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos levantara la medida de bloqueo que no permite la contratación de jugadores de las Grandes Ligas (Major League Baseball, MLB) y sus filiales de ligas menores por los equipos del circuito criollo.

La suspensión de la medida es parcial y divide a los ocho equipos que integran el circuito del beisbol profesional venezolanano, ya que la prohibición se mantiene contra Navegantes del Magallanes y Tigres de Aragua, que están a cargo de fundaciones, las cuales según el criterio del Departamento del Tesoro de EEUU tienen vículos con el gobierno venezolano.

Ahora la tarea de Palmisano es convencer a la OFAC para que extienda la medida y favorecer también a los conjuntos con sedes en Valencia y Maracay.

Señaló que será después de ese nuevo proceso cuando “convocaré a los miembros de la Liga para discutir la licencia que hemos recibido”, lo que indica que mientras siga el bloqueo contra Magallanes y Tigres no podrán llevar a cabo la contratación de peloteros de grandes ligas o de sus filiales de ligas menores. “No sería justo que todos los equipos no estén en igualdad de condiciones”, añadió.

La medida de bloqueo es consecuencia de una orden ejecutiva del presidente estadounidense, Donald Trump, que amplió las agresiones económicas contra Venezuela, lo que llevó a la MLB a informar a sus peloteros del impedimento para jugar en elcircuito profesional venezolano.

Ciudad CCS / Juan Cermeño / Foto Javier Campos

 


Únase a la conversación