Denuncian junta de condominio por violar Ley de Propiedad Horizontal

Afectados alegan violaciones a sus derechos y abusos de cobro en dólares sin presentar recibos de pago

Un grupo de vecinos de las Residencias Capuchinos, ubicada entre las esquinas de Garita a Pescador, parroquia San Juan del Municipio Libertador, Caracas, denunció un conjunto de irregularidades “que viene cometiendo Saida Villarroel, quien por más de veinte años se ha mantenido como presidenta de la Junta de Condominio de ese edificio”, aseveró Orlando Ruiz, vecino afectado por las decisiones arbitrarias de la denunciada.

Ruiz, entrevistado en la sede del diario Ciudad CCS, afirmó que la Sra. Villarroel durante su gestión, no ha cumplido con la normativa legal que establece la Ley de Propiedad Horizontal, de llamar a elecciones para designar en asamblea conjunta con los vecinos, una nueva Junta de Condominio.

Ante esta redacción presentaron la denuncia un grupo de propietarios de apartamentos de esa residencia, entre los que figuran: Orlando Ruiz, Saúl Cuevas y Jerla Hernández, quienes expresaron que la actitud de Villarroel les ha afectado sus derechos,  pues la señora en cuestión, al mantenerse nominada perse  como presidenta de la junta de condominio por vente años consecutivos, aún no ha llamado a una asamblea, tal y como lo establece la ley para estos casos.

Los vecinos agregaron que Villarroel ha manejado a su manera las cuentas, recibos y facturas sobre los gastos que ella misma administra.

“Ella es juez y parte: funge como presidenta de la junta de condominio y como administradora de los gastos del edificio. En veinte años que tiene como presidenta de la junta no ha rendido cuentas, tiene secuestradas las áreas comunes, pasa los presupuestos en dólares y no presenta facturas ni recibos, de lo que ella misma manda a realizar sin consultar en asamblea de propietarios, a pesar de que le hemos solicitado por varias vías nos dé información de lo que nos cobra por cada trabajo hecho al edificio”, sostuvieron los denunciantes.

Indicaron que ante éstas arbitrariedades, un grupo de propietarios denunciaron ante las autoridades competentes la situación y en tal sentido buscaron el apoyo de la Defensoría del Pueblo, un juez de paz, el Consejo Comunal de la zona y la Policía Nacional Bolivariana (Comunal).

Señalaron que tras las diligencias realizadas, las autoridades constaron las irregularidades y procedieron a citar la denunciada para ponerla en conocimiento de la situación. Sin embargo ella no acudió al llamamiento, por lo que, a través del Juez de Paz, se procedió a invocar nuevas elecciones para designar una actual junta de condominio, quedando finalmente integrada con el quórum necesario de propietarios, con la presencia del Juez y miembros del Consejo Comunal.

“No obstante, la antigua presidenta de la junta de condominio se niega a realizar rendición de cuentas, a hacer entrega formal de todo el mobiliario, juego de llaves, cuenta bancaria, libreta y todo lo concerniente a objetos de valor y documentación necesaria con los cuales la junta de condominio legítima pueda operar y cumplir con sus funciones”, agregaron los afectados.

Aseveraron además que ante el restablecimiento de la situación con la nueva junta de condominio, la señora Villarroel, inició un conflicto contra los vecinos que exigen sus derechos, sirviéndose del chantaje y amedrentamiento, al hacerles creer a los propietarios que ahora les van a quitar sus apartamentos por medio de los organismos del Estado y por órdenes de presidente de la República, Nicolás Maduro.

Ciudad CCS / Carlos Contreras

Únase a la conversación