Dos autoproclamados

Earle Herrera

El Cártel de Lima alcanzó el éxtasis cuando Trump engendró un autoproclamado en la ribera del Guaire, estoico río que ha aguantado de todo. Para su clímax, el xenófobo gobierno peruano abortó no uno, sino dos autoproclamados en la misma Lima, el mismo día. Los auto-mellizos, hembra y varón, no se pueden ver. Uno y otra llamaron a sus huestes “a drenar su arrechera” y la represión estalló. Los peor es que hay varios auto-prevenidos calentando, esperando su turno para autoproclamarse. ¡Sigan inventando “encargados”, “interinos” y otros Frankestein!


Únase a la conversación