El mítico robo de la Espada de Bolívar

Este viernes 17 de enero se cumplen 46 años de un hecho sin precedentes en la historia de Colombia: el robo de la Espada del Libertador Simón Bolívar de la Casa-Museo Quinta de Bolívar, en la ciudad de Bogotá, operación realizada por miembros del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19).

Este grupo insurgente veía sus ideales de lucha encarnados en Simón Bolívar como un soporte ideológico, y su espada no solo se convertiría en el símbolo de su lucha armada, sino en la base de un pensamiento novedoso dentro de los movimientos de izquierda: el pensamiento bolivariano.

Bolívar era la imagen de la lucha contra la opresión, un hombre que había empuñado las armas para defender y proteger a su pueblo, eso era lo que el M-19 pretendía hacer. El mensaje dejado sobre el cojín rojo dentro de la urna de vidrio donde reposaba el arma, con la leyenda: “Bolívar, tu espada vuelve a la lucha”, fue la carta de presentación del M-19, impulsando el nombre de Bolívar y relacionándolo con los movimientos de izquierda.

La Espada de Bolívar permaneció en poder del M-19 durante 17 años, cuidada celosamente y con un respeto absoluto, pero lo que nunca se ha sabido a cabalidad es dónde permaneció oculta y quiénes la custodiaron.

El gran misticismo que creció alrededor de esta espada se debe no solo al tiempo que estuvo desa-parecida, sino al sinfín de mitos que se tejieron alrededor de su paradero. Lo que sí parece ser cierto es que para mantenerla resguardada, la movían de lugar constantemente hasta que decidieron sacarla de Colombia, por lo que pidieron ayuda a Cuba, lo cual ha sido considerado siempre un secreto de Estado.

En enero de 1991, el M-19 decidió recuperarla y devolverla al Gobierno de Colombia; un año antes se había llevado a cabo la desmovilización total del grupo armado. La entregó al Ejecutivo en una ceremonia pacífica, celebrada en el mismo lugar donde casi dos décadas atrás se produjo el robo. Actualmente se dice que en la Quinta de Bolívar se exhibe una réplica, pues la espada original está resguardada en una bóveda del Banco de la República.

Paradójicamente, gracias a este robo, la espada se convirtió en uno de los elementos más representativos de Simón Bolívar. Es uno de esos objetos míticos que todos quisieran tocar y ver de cerca por haber sido empuñada por el Libertador en sus batallas de liberación, la que se ha convertido en un símbolo de lucha y revolución para los movimientos de izquierda en Latinoamérica.

Ciudad CCS / Lucila Contreras

Únase a la conversación