Empresas argentinas son acusadas de despidos masivos

En el primer trimestre de 2019, el desempleo alcanzó el 10,1 %, equivalente a más de 2 millones de personas sin trabajo

La crisis que sufre actualmente Argentina se manifiesta con suma claridad en el mercado laboral: la precarización del trabajo, los despidos masivos y el aumento de la población en paro son las consecuencias y a la vez los indicadores más claros de una economía en declive.

Los estragos en el maltrecho mercado laboral son realidades que numerosas personas y familias viven diariamente. Una de ellas es Cecilia Duoba, quien trabajó durante 17 años en Laboratorios Craveri, una empresa de la que fue despedida a causa de una “reestructuración laboral”.

“La verdad es que me cayó como un balde de agua fría“, reconoció la mujer, quien recordó el momento de su despido. “Entré a mis 23 años, era jovencita, recién mamá; trabajé en diferentes turnos, diferentes plantas, pero siempre firme acá trabajando”, explica. “De la noche a la mañana, no me dejaron entrar y me encontré con un telegrama, no entendía nada”.

Los trabajadores botados por la dirección de Laboratorios Craveri se cuentan por decenas, y entre todos organizaron un campamento de resistencia en el que se apoyan mutuamente y reclaman una solución a su repentina situación de desamparo laboral. Sus portavoces creen que la empresa utiliza la crisis económica como pretexto para justificar los despidos.

“No pueden demostrar la crisis que tienen. Nosotros como operarios de producción somos los que día a día vemos el trabajo que entra y que sale, y sabemos que no es así”, asegura Duoba.

Por su parte, Horacio Wasserman, delegado de los trabajadores de la empresa, describió la situación subrayando que hay “47 compañeros en la calle sin una perspectiva de negociación o de solución posible“, algo que este portavoz atribuye a la crisis, entendida como “un contexto que favorece a los empresarios, para avanzar en la vulneración de los derechos de los trabajadores”.

Radiografía de la precariedad

Durante el primer trimestre de 2019, el desempleo en Argentina alcanzó el 10,1 %, algo que no ocurría desde 2006. Esta cifra equivale a más de 2 millones de personas sin trabajo.

Los expertos asocian este incremento del paro a un descenso del consumo y a una significativa alza del dólar. Sea cual sea la causa, el colapso del mercado laboral del país es un problema con víctimas reales, especialmente entre el sector femenino y juvenil.

El Gobierno de la nación austral, por su parte, subestima los datos y, con un optimismo que contrasta fuertemente con ellos, augura una leve recuperación económica próxima en el tiempo que impactará “positivamente” en las futuras cifras.

Mientras tanto, las estadísticas presentes siguen siendo alarmantes: se estima que hay casi 5 millones de trabajadores no registrados, con salarios irregulares y sin prestaciones sociales. Y en los primeros 5 meses de este año son 94 mil 300 puestos de trabajo que han sido destruidos por el temible avance de la crisis fomentada por el Gobierno de Mauricio Macri.

Ciudad CCS / Con noticias de Agencias

Únase a la conversación