Estiramiento previo protegerá el braceo de los nadadores

Saludos, amigos lectores. Nadar se ha prescrito como terapia para muchas patologías, sobre todo en el caso de pacientes con escoliosis, hernias discales, lesiones de rodilla, cadera o tobillo. Dicho deporte se puede practicar a nivel amateur o profesional, motivo por el cual estos atletas, debido a la intensidad, son vulnerables a lesiones tanto en los miembros superiores como inferiores y el tronco.
Como he mencionado en otras ocasiones, existen muchos factores que favorecen la aparición de lesiones en los deportes, recordemos que una mala técnica, debilidad muscular, poca elasticidad, mala nutrición, falta de hidratación, entre otras, son las principales causas para una lesión deportiva, pero en este artículo acotaré cuatro lesiones frecuentes en el nadador y qué hacer para prevenirlas.

En primer lugar, tenemos la del hombro del nadador, caracterizada por dolor intenso en dicha área producido por un pinzamiento de los músculos del manguito rotador al momento de realizar la brazada, para prevenir es necesario hacer el estiramiento pertinente, fortalecer el manguito rotador, hacer estabilización escapular y corrección postural.

Otra lesión frecuente que se presenta en la rodilla del bracista es la del esguince o distensión de ligamento lateral interno o medial de la rodilla y se da por una combinación de sobrecarga, debilidad y falta de flexibilidad de la zona interna de la misma. Aquí es necesario el estiramiento, ejercicios como sentadillas, propioceptivos para ganar estabilidad y equilibrio con las diferentes variaciones según sea el caso de la molestia.

Además, se producen cervicalgias y lumbalgias debido a los movimientos de posición arqueada de la columna, ondulación, la respiración unilateral, elevar demasiado la cabeza al orientarse, como por ejemplo en el nado en aguas abiertas o una mala técnica que son las formas más habituales de generar algún tipo de dolor a nivel cervical.

Para prevenir o tratar las algias de columna, bien sea cervical o lumbar, es necesario mantener la fuerza de la musculatura de la cintura escapular, estabilizadora de espalda y abdominal. Igualmente, es importante destacar que las lesiones en este deporte dependerán también de los diferentes estilos a practicar, ya que, según ellos, colocará en mayor o menor carga a segmentos corporales y sus diferentes estructuras anatómicas. Hasta una nueva oportunidad.

FISIOENACCIÓN

Ciudad Ccs/Ydalmis Bravo


Únase a la conversación