Evo Morales descarta renuncia e insta a defender la democracia

Mujeres marchan de nuevo en Bolivia contra el racismo opositor

El presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó este viernes su renuncia al cargo ante la presión de dirigentes de oposición que intentan concretar un golpe de Estado en la nación.

“Quiero decirles, hermanas y hermanos a ustedes, a Bolivia y al mundo, no voy a renunciar, (…) vamos a defender nuestro proceso”, aseguró en una intervención desde el municipio Desaguadero, en La Paz.

El mandatario indígena convocó a los movimientos sociales a defender la democracia y los resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre.

Además, celebró el cabildo popular autoconvocado de este jueves en El Alto, donde el pueblo boliviano pidió la pacificación del país y repudió la violencia promovida por los dirigentes opositores Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, y el candidato presidencial perdedor Carlos Mesa.

En el cabildo abierto participaron vecinos de 14 distritos de esa ciudad y se suma a otras movilizaciones populares que insisten en la defensa de la democracia y los resultados comiciales que dieron la reelección a Morales.

Más temprano, a través de su cuenta en Twitter, el presidente se expresó en rechazo del racismo y la discriminación desatada durante las acciones violentas de la oposición.

Mujeres marchan de nuevo en Bolivia contra el racismo opositor

Miles de mujeres bolivianas, vestidas de blanco, salieron a las calles de la ciudad de La Paz para marchan en contra de las agresiones racistas y discriminatoria ejecutadas por opositores al Gobierno de Evo Morales que se niegan a reconocer los resultados de las pasadas elecciones generales.

La movilización popular se da tras la agresión en Cochabamba contra otra concentración de mujeres y la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce.

Entretanto, en otras zonas de Bolivia se mantienen los bloqueos, paros y toma de instituciones promovidos por dirigentes de derecha que se niegan a reconocer la reelección del presidente Morales.

La oposición en esta nación suramericana asegura tener pruebas de un supuesto fraude cometido en las pasadas elecciones generales del 20 de octubre. Sin embargo, los dirigentes de derecha se niegan a presentar pruebas y a participar en la auditoría de los votos que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA) junto a expertos de México, Paraguay y España.

Morales denuncia que se trata de un pretexto para ejecutar un golpe de Estado en su contra y llama a la población a defender la paz, la democracia y los logros alcanzados durante los 13 años de su gestión.

El mandatario condena, además, el racismo con el que actúan los opositores, que han agredido a mujeres y personas de escasos recursos.

Debido a estas acciones violentas, diferentes movimientos sociales se han mantenido movilizados y exigen que se respeten los resultados comiciales, así como la democracia.

Ciudad CCS

Únase a la conversación