Evo Morales llega a México

El presidente de Bolivia, denunció que un militar recibió una oferta de 50 mil dólares para entregarlo

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, llegó este martes 12 de noviembre a México luego de que el país azteca le ofreciera asilo político tras el golpe de Estado impulsado por sectores derechistas de la nación del altiplano, y en la que aseguró que “mientras haya vida seguirá en la política y en la lucha”.

Morales, agradeció nada más llegar al aeropuerto internacional de Ciudad de México al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador por «salvarle la vida» al ofrecerle asilo político.

«Estoy muy agradecido con el Gobierno de México porque me salvó la vida, dijo Morales en una declaración a la prensa en el hangar del aeropuerto Benito Juárez, después de ser recibido por el canciller mexicano Marcelo Ebrard quien, por su parte, destacó que el político gozará de «libertad, seguridad, integridad y protección de su vida».

“No por este golpe voy a cambiar ideológicamente, no voy a dejar de trabajar por los sectores más humildes (…) es una lección más para aprender y fortalecer la lucha de los pueblos en Bolivia y el mundo” , dijo en declaración a la prensa mexicana e internacional.

El presidente del Estado Plurinacional, quien llegó a México junto al vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, explicó que al golpe político-cívico se sumó la Policía Nacional y los resultados fueron la quema de tribunales electorales, de las actas de las elecciones, de las sedes sindícale  y de las casas de autoridades.

“Hermanos si algo tenemos de pecado es que hemos implementado programas sociales para los más humildes, estoy convencido que solo va haber paz cuando se garantice la justicia social, nuestro peor delito es que ideológicamente somos antiimperialista”, dijo

Intento de soborno

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este martes que un militar de su cuerpo de seguridad había recibido una oferta de 50.000 dólares para que lo entregara, en el marco del golpe de Estado ejecutado en su contra el pasado domingo.

El mandatario reveló esta información tras arribar al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, país que le otorgó el asilo político ante la situación de violencia que promueve la oposición boliviana y que puso en riesgo su vida, la de su gabinete y seguidores.


Ciudad CCS / Información de Agencia

Únase a la conversación