Filven fue casa de amistad para Bolivia

En el stand ubicado en la plaza Bolívar se recogieron firmas en apoyo a Evo Morales y en repudio al fascismo perpetrado

Como indignante y efímero fue catalogado lo ocurrido en Bolivia tras el golpe de Estado perpetrado por parte de una derecha viciosa de poder y a su vez repudiando la autoproclamación de una presidenta que no fue electa constitucionalmente por un pueblo. Así fue la reacción de Yolanda Herrera, presidenta de la Casa de la Amistad Revolucionaria que desde el 7 de noviembre se encuentra activa –en el stand de la República Plurinacional de Bolivia– en la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven 2019). En el stand de este evento literario están a disposición 83 libros que incluyen aquellos relacionados con las 36 lenguas indígenas que existen en Bolivia, entre ellos cuentos para niños en esos idiomas, libros de diplomacia para la vida, que habla de cómo nosotros vemos la diplomacia. Igualmente, otros libros hablan del paradigma del vivir bien, que busca principalmente relacionarnos en armonía con nuestros hermanos y en el entorno que a su vez ofrecen libros de historia, relacionados con la demanda de Bolivia de acceso al mar, así como libros sobre el folklore boliviano.

Yolanda Soruco, representante del stand, quien no pudo contener las lágrimas al saber lo sucedido en su tierra natal, destaca la labor de Evo Morales, que enmarca el declive de la pobreza en Bolivia y el apoyo a la cultura. “Ahora más que nunca debemos estar unidos, aquí hay un pueblo que lo respalda. Vamos a movilizar la conciencia mundial, hago un llamado a toda la gente digna de este mundo a que salvemos a Evo Morales y acompañemos al pueblo de Bolivia que entra en resistencia indígena, popular, campesina y obrera contra los que quieren imponer el modelo de capitalismo salvaje, neoliberal, a través de un modelo fascista de racismo y exclusión”

La presidenta de la Casa de la Amistad hizo ahínco en que en estos momentos la derecha fascista esta masacrando a un pueblo digno, a un pueblo heroico y a la gente humilde, están persiguiendo a los dirigentes del partido MAS. Enfatizó su postura real ante lo sucedido, y así como ella otros compañeros de pueblos vecinos como Perú, Ecuador, Colombia y, por supuesto, Venezuela que hacen vida en la Casa de la Amistad, se solidarizaron con Bolivia, ya que desde el lunes se recolectaron firmas en apoyo a Evo Morales y su gobierno plurinacional. “El odio que se ha sembrado en mi país es increíble, cómo bolivianos que somos pueden estar peleando contra bolivianos. Frente a todo este ámbito, el presidente Evo Morales ha tenido que renunciar para disminuir toda esta ola de violencia”.

“No se justifica que un pueblo garantizado por una revolución que no descansó para aplacar la pobreza, sea gobernado por una derecha fascista”, así fue la reacción y opinión de Carmen Rojas Calderón, vocera de Casa de la Amistad Perú. “Estamos en la plaza Bolívar apoyando al pueblo boliviano, que históricamente ha sido agredido por el enemigo, es una repetición de la invasión europea, prácticamente queriendo eliminar a nuestros indígenas, los pueblos nos hemos unido con esa finalidad de defender y enarbolar la bandera y que de alguna manera se venza al enemigo. La Casa de la Amistad considera a Bolivia como nuestro pueblo hermano. A Evo lo obligaron a renunciar, pero él no renunció, porque eso se realiza ante el Congreso. Evo va a volver con la fuerza del pueblo y la Patria Grande, su mandato sigue vigente, no queremos que en el sur llegue la santa Inquisición como lo hicieron en aquel tiempo cuando los europeos invadieron. No estamos de acuerdo con el endorracismo, pero el imperio se equivocó. Seguiremos en la lucha hasta que Evo vuelva”.

La Filven fue inicio de consideración por los pueblos hermanos

Bolivia, pueblo en resistencia

“A través de la Casa de la Amistad Venezolano-Boliviana se están recogiendo firmas en apoyo al presidente Evo Morales, denunciando el golpe de Estado que se está ejecutando en este momento en mi país”, señaló Soruco y afirmó que las firmas se están recogiendo desde el stand en Filven, ubicado en la plaza Bolívar de Caracas, frente a la Casa Amarilla. La Feria se realizará hasta el domingo 17 de noviembre. Un sinfín de actividades en apoyo se estarán realizando; entre poesías y cantos, la solidaridad va tomada de la mano en busca de un horizonte.

Los voceros indican que en Bolivia continúan hechos violentos, pero miles de indígenas bolivianos se mantienen movilizados desde este domingo para rechazar el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, y exigen la renuncia de la senadora Jeanine Áñez, quien se autoproclamó presidenta interina.

A la vez que los voceros afirman que el grupo avanza desde El Alto hacia La Paz, donde instalarán un cabildo para presentar un conjunto de demandas que exigen la restauración de la institucionalidad en Bolivia. Denuncian el nombramiento de un gabinete ministerial de facto y el racismo con el que actúa la oposición golpista contra los indígenas. Los marchistas piden un desagravio por la quema de la wiphala, bandera símbolo de la integración de las comunidades indígenas que viven en esa nación.

La educadora y cultora Tania Ortegano, miembro de la Casa de la Amistad, se solidarizó por el pueblo boliviano desde su trinchera de paz y cuya única arma es el canto, la trova y la poesía. Lleva consigo un amuleto que desde ahora la presenta como escudo y protección a los países del sur víctimas de los lacayos imperiales. Ortegano describe y compara los hechos ocurridos en Bolivia con aquel 11, 12 y 13 de abril del 2002, “cuando en Venezuela le quisieron dar un golpe de Estado a Hugo Chávez. Lo que el fascismo quiso hacer con nosotros, ahora lo hace con otros pueblos. Desde Caracas y toda Venezuela nos abrazamos junto a nuestros hermanos de países del sur para reivindicar el proceso revolucionario”.

Finalmente, invitó a las venideras movilizaciones y actividades que se realizarán durante toda la semana en varios espacios de Caracas y en otros lugares de Venezuela, como foros, tarimas antiimperialistas y movilizaciones de movimientos sociales.

Soruco nos informa que el pasado 13 de noviembre, por orden de la Embajada de Bolivia en Venezuela, el stand de ese país mantuvo sus puertas cerradas, ya que la situación álgida que está ocurriendo en este momento repercute en la oposición venezolana, pues indicaron la posibilidad de una reacción violenta en contra de los conciudadanos residenciados en el país.

Además, afirmó finalmente sobre la situación actual de Bolivia: “Los líderes bolivianos argumentaron que sus renuncias debían contribuir a pacificar el país y cesar las agresiones contra militantes y seguidores del Movimiento Al Socialismo. No obstante, desde entonces se han registrado diez muertes producto de la represión ejercida por policías y las Fuerzas Armadas contra manifestantes para devolver la gobernabilidad”.

JOSÉ ANTONIO VALERO / CIUDAD CARACAS
FOTOS AMÉRICO MORILLO

Únase a la conversación