Fisio en acción | Columna lumbar: lo más vulnerable en el ciclismo

En Venezuela el uso de la bicicleta se hace cada vez más presente; no solo entre los deportistas que asisten a las competencias y se entrenan para ello, sino entre los que usan la bicicleta como un medio de transporte y recreación por su ciudad ya que no contamina, además brinda una oportunidad para recrearse y hacer ejercicio.

Este deporte en todas sus vertientes, bien sea de recreación y competición ofrece muchos beneficios, desde el desarrollo muscular hasta el intercambio cultural con personas de todas partes del mundo. Son varias las modalidades que tiene este deporte, sin embargo, en los últimos años se popularizó la especialidad del BMX, en la que, por ejemplo, interviene nuestro campeón y clasificado a Tokio 2020, Daniel Dhers. En cualquier caso, antes de ingresar a la práctica del ciclismo se deben tomar recomendaciones para evitar a toda costa lesiones que afecten la salud del participante.

En primer lugar, es importante evaluar la condición física, la cual debe estar adaptada a la modalidad pertinente; segundo, escoger la bicicleta adecuada y el tipo de ciclismo que deseamos realizar, la postura correcta es otro de los puntos clave para que el ciclismo no se traduzca en dolores y contracturas. Se sugiere tocar el pedal con el metatarso, ubicar las rodillas en paralelo al marco de la bicicleta y evitar una posición del cuello que genere molestias.

Entre las lesiones comunes presentadas en los ciclistas está en primer lugar la neuropatía cubital, que no es más que una sobrecarga y compresión a este nervio al agarrar el manillar de la bicicleta, luego tenemos la parálisis perineal del ciclista afectando el nervio pudendo que inerva el periné y los genitales, para evitarlo se ajusta y mejora la posición del asiento de la bicicleta.

También, el dolor lumbar a consecuencia de la posición adquirida al montar la bicicleta, destacando de manera especial que esta zona es una de las más afectadas ya que en ella se produce la mayor carga postural; una vez que se ha instalado el dolor, se recomienda reposo, frío y antiinflamatorios, para luego realizar ejercicios de fortalecimiento de musculatura de la espalda baja.

Por último, la llamada rodilla del ciclista que es una lesión en la articulación femoropatelar, y se soluciona a través de tratamiento fisioterapéutico y antiinflamatorios. De igual forma, y no menos importante, la compresión de los nervios de los pies contra los metatarsianos a consecuencia de apoyar mal el mismo en los pedales, el cual se resuelve con reposo y adecuando la posición del pie en el pedal para evitar la presión.

YDALMIS BRAVO

 

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com

Únase a la conversación