La actividad física como ingrediente para el organismo

Durante mucho tiempo se ha demostrado que realizar de forma regular y sistemática una actividad física o un deporte representa una práctica con múltiples beneficios en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud ya que esto aumenta la fuerza y la energía, ayuda a reducir los niveles de estrés, mantiene el peso corporal ideal, reduce el apetito y sedentarismo.

El ejercicio físico contribuye a establecer el bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez y, a su vez, promueve sensaciones como el optimismo, activa el sistema inmunológico dando como consecuencia la prevención de patologías, al tiempo que mejora la autoestima, sobre todo en individuos con enfermedades crónicas como la diabetes, la osteoporosis, obesidad, cardiacas o la hipertensión arterial, entre otras.

Es importante destacar que la actividad física, la carga y la intensidad de cada deporte, principalmente, deben ser determinadas de manera individual ya que dependerá de la condición corporal de cada persona, y para que esto se lleve a cabo es sumamente importante hacer un chequeo médico de manera regular para evaluar las condiciones de salud de cada individuo antes de realizar cualquier labor que implique, lógicamente, cierto desgaste.

Ya para concluir esta entrega, destaco de manera muy personal que el deporte, la actividad física, inclusive la recreativa, tienen una importancia trascendental en la vida del ser humano. Actualmente, gracias a algunas políticas de Estado, se convertió en un fenómeno social que cada día cobra mayor vigencia y que es apoyado por el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y Deporte, que semanalmente implementa cada domingo la Zona Activa (en Montalbán), que consiste en la realización de varias actividades deportivas-recreativas dirigidas a todas las edades en espacios abiertos. Otros parques de la capital y del país también se suman a esta valiosa y necesaria iniciativa.

Recuerden la importancia de preservar nuestra salud física y mental, que además está en nuestras manos al cambiar malos hábitos y empezar a concientizar un estilo de vida saludable vinculado también a una buena alimentación, alejado a dinámicas que generen episodios de angustias y preocupaciones y, desde luego, siguiendo algunas de las recomendaciones que les he dado en cuanto a la práctica de la actividad física o deporte de preferencia. Hasta la próxima semana, mis queridos lectores.

YDALMIS BRAVO

 

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com


Únase a la conversación