Grandes Ligas podrán jugar en la pelota criolla

El Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Ofac) levantó el veto a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) que impuso en agosto de 2019.

Solo seis, de los ocho clubes de la pelota criolla, podrán contar en su roster con peloteros de Grandes ligas.
Para sorpresa de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, Navegantes del Magallanes y los Tigres de Aragua están exentos de esta medida y seguirán sancionados.

El argumento del organismo internacional es que estos dos equipos son fundaciones ligadas a entes gubernamentales, y por ello para seguir dictámenes del Gobierno gringo esas dos novenas no podrán traer a sus grandes ligas, ni contratar importados de las mayores en lo que resta de temporada.

Así que desde ahora, aunque parcialmente, se ha triunfado sobre las organizaciones del Norte y los equipos contarán con peloteros de alto nivel, si los equipos los contratan para la parte final de la contienda.

La LVBP apelará para que Magallanes y Aragua salgan del veto

El presidente de la LVBP, Giuseppe Palmisano, calificó esta excepción como “injusta”, y apelarán la medida hasta que se obtenga una solución.
Yo no tengo una varita mágica para saber el resultado final de esto. Mi lema es hacer las cosas para que se consiguen los objetivos. Si tome esta responsabilidad era para tener algo o no tener nada. Ahora buscaremos que Aragua y Magallanes sean incluidos.

“Realmente esperábamos esa noticia un poco antes. Sin embargo salió ayer (2 de diciembre) y nos cayó un balde de agua fría la noticia porque fue a medias”, destacó.

“El Departamento del Tesoro ve la palabra ‘fundación’ como un sinónimo de Gobierno y están equivocados. Hay que trabajar ahora más duro de lo que hemos hecho para que estos dos equipos puedan estar en igualdad con el resto de los seis equipos de la pelota venezolana (…) hay que decirle a la Ofac que son fundaciones privadas sin fines de lucro”, dijo Palmisano desde Caracas, vía telefónica.

Él junto a un cuerpo de abogados de Estados Unidos, se dieron a la tarea de visitar varias instituciones en el país norteamericano para explicarles a distintos departamentos la “desvinculación” de su despacho con el Gobierno venezolano.

Ciudad CCS/Luis Zárraga

Únase a la conversación