Hombros y codos son las debilidades en el diamante

Fisioenacción

Saludos mis queridos lectores. Hoy abordaré las lesiones más comunes que sufren quienes practican el beisbol como hobbie o profesionalmente. En otras entregas les he recalcado la importancia de la prevención en las lesiones deportivas, pero recordemos que, aunque utilicemos una técnica adecuada de entrenamiento, dichas lesiones no dependen solo de ello sino también de la condición física y anatómica de cada persona, la alimentación, duración de la preparación, entre otras causas.

Lanzar una pelota es una de las principales acciones que se tienen en este deporte lo que implica una cadena de movimientos en la que intervienen varias estructuras como es el hombro, el codo y muñeca, que implican actividad a gran velocidad y de manera repetitiva.

En toda dinámica deportiva existe un grupo de músculos como los Aceleradores que son aquellos que llevan el brazo hacia adelante hasta el punto de soltar y los Desaceleradores que son los que absorben el impulso después que se ha soltado la bola. La repetición de este movimiento por periodos prolongados es la que origina las lesiones y modificaciones en las estructuras anatómicas en los jóvenes principalmente.

Entre las lesiones más frecuentes en el beisbol tenemos las del manguito rotador, bursitis, tendinitis, pinzamientos variados de la musculatura del cuello, el hombro y cintura escapular y la más común la del supraespinoso. La lesión del hombro afecta la parte proximal del cuerpo del húmero, el momento rotatorio sobre la lámina de crecimiento de los lanzadores adolescentes provoca fractura por fatiga y suele producirse entre varones de 11 a 12 años de edad, por otro lado, también se dan las fracturas de la diáfisis del húmero que se producen por fatiga en la mitad del hueso y radiológicamente se ve como una fractura en espiral.

Si nos vamos a la articulación del codo nos encontraremos con la famosa y limitante epicondilitis que no es más que la inflamación de los tejidos blandos, es decir, tendones que se insertan en el epicondilo que es una región de la articulación del codo. Las lesiones o desgarros del ligamento colateral medial del codo en donde cabe destacar que este ligamento es de vital importancia ya que es el principal estabilizador del codo en movimientos de bateo.

Concluyo diciendo que el conocimiento de la biomecánica de las actividades que se llevan a cabo en este deporte y un entrenamiento basado en las capacidades del jugador, de acuerdo a factores como su edad y su fortaleza, son acciones que pueden prevenir dichas lesiones.

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com

Ciudad Ccs/Ydalmis Bravo

Únase a la conversación