El idioma chino mandarín se aprende en la Universidad Bolivariana

El conocimiento de esta lengua milenaria contribuye a la profundización de la asociación estratégica integral

La República Popular China es el país invitado de honor a la 15ª edición de la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven 2019), a propósito de la conmemoración de los 70 años de su fundación, a 45 años del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Venezuela y la nación asiática, y a cinco años del primer gran acuerdo de cooperación estratégica.

Para lograr el acercamiento cultural con China se requiere principalmente conocer su idioma oficial, el chino mandarín, el cual representa la máxima expresión de la cultura de ese país asiático; lo habla más del 70% de su población, siendo así el idioma más hablado del mundo con aproximadamente 1.325 millones de hablantes.

En la importante labor de enseñar el idioma chino mandarín en nuestro país se encuentra, desde hace tres años, el Instituto Confucio de la Universidad Bolivariana de Venezuela (IC-UBV), creado en el marco de la XIV Comisión Mixta China-Venezuela.

“Los cursos son impartidos por profesores chinos nativos, porque no sólo importa aprender el idioma sino conocer la cultura y los valores del pueblo chino en general”, dijo la directora del instituto por Venezuela, profesora Esperanza Aquerreta.

Por su parte, la directora por China, Shen Jufen, manifestó su satisfacción por la acogida por parte de los venezolanos que desean aprender sobre este idioma y que ha sido muy productivo el trabajo en estos tres años. Hasta el presente han cursado estudios en el instituto más de 2.059 estudiantes y más de 5.000 han visto y participado en actividades donde han demostrado sus habilidades lingüísticas en conferencias, concursos, obras de teatro, lectura de poesías, novelas, etc.

Aprender el idioma chino tiene para los venezolanos una importancia estratégica, dadas las relaciones bilaterales entre ambos países; “se requiere el idioma para comunicarse con sus pares chinos, además de que hacen falta traductores, para la firma de todos los convenios. Es importante que se hable el mismo idioma”, acotó la directora Aquerreta.

El instituto se encuentra en espera de la expansión a otras entidades, sobre todo en aquellas donde tienen más impacto los convenios bilaterales, por ejemplo Falcón, Monagas y Zulia, para lo cual se requeriría un mayor número de profesores nativos chinos a quienes se les debe ofrecer las mejores condiciones de vida en el país. Esto no será posible a corto plazo debido a la situación actual de Venezuela.

Para mayor información, puede acceder a la sede de la UBV en Los Chaguaramos.

Ciudad CCS / Lucila Contreras / Foto Bernardo Suárez

Únase a la conversación