El informe amenaza la paz continental

Pascualina Curcio estima que EEUU utiliza como excusa supuestas violaciones de derechos humanos

Más allá de fustigar el informe de la alta comisionada de los Derechos Humanos para las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, porque está “atestado de imprecisiones e información no verificada”, también es plausible el artículo de Pascualina Curcio porque denuncia que Estados Unidos (EEUU) está convirtiendo en práctica habitual utilizar como excusa supuestas violaciones de derechos humanos para violentar soberanías e invadir territorios de los países que han opuesto resistencia a los gringos en su asfixiante búsqueda por alcanzar sus objetivos imperialistas.

Mientras tanto, añade la profesora de economía y destacada columnista, el Sistema de Naciones Unidas (ONU), con discursos ambiguos, sin fijar posición y exigir el respeto de la norma internacional, ha sido “complaciente al poderío imperial y a los intereses de los grandes capitales”.

Agrega que (la ONU) “se ha prestado a la política de la guerra. De manera vergonzosa e ignominiosa se ha sumado a la mentira y a la manipulación. Ha sido cómplice”, sentencia lapidariamente.

“La humanidad sigue esperando las pruebas de las armas de destrucción masiva en Irak, mentira que sirvió para justificar la invasión a ese país por parte de EEUU en 2003, ocasionando la muerte de más de un millón de personas. Como humanidad, también seguimos esperando las pruebas de las afirmaciones realizadas por la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navy Pally, quien, el 25 de febrero de 2011 presentó un informe que abrió las puertas para la invasión militar en Libia con la excusa de una intervención humanitaria”, exige.

Para justificar la invasión en Libia, añade Curcio en su artículo de opinión titulado Consigne las pruebas, señora Bachellet, publicado en varios portales web (Aporrea, Red Angostura, entre otros) que, sin pruebas en mano, por el contrario, consciente de la no verificación e irregularidad de la información, las palabras de Navy Pally dieron pie a la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 de fecha 3 de marzo de 2011, en la que se establece: “El Consejo de Derechos Humanos expresa profunda preocupación por la situación en la Jamahiriya Árabe Libia, y condena enérgicamente las recientes violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos cometidas en ese país, incluidos los ataques armados indiscriminados contra civiles, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y la detención y tortura de manifestantes pacíficos, que, en algunos casos, pueden constituir también crímenes de lesa humanidad”.

“Nos preguntamos: ¿en qué momento verificaron los informes? ¿Dónde están las pruebas de tan grave acusación que derivó en una guerra que aún persiste y que tiene hecha pedazos a Libia?”, se pregunta Curcio.

Las palabras de Pally y la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU dieron paso a la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, de marzo de 2011, mediante la cual declararon una zona de exclusión aérea en Libia y, con ella, la invasión militar por parte de la OTAN.

“La alta comisionada Michelle Bachelet, al mismo estilo que su antecesora Navy Pally, acaba de presentar el informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Repleto de imprecisiones, de información no verificada ni verificable, de errores, omisiones y falsedades, el informe en cuestión adolece de la rigurosidad y la seriedad que exige la presentación de este tipo de documentos, cuyas implicaciones colocan en riesgo la paz, no solo de Venezuela, sino de la América entera”, concluye la destacada columnista.

___________

Irak

El informe falso fue confeccionado en 2002, medio año antes de que se desatara la guerra de Irak. El documento en el que se basó la CIA carecía de datos precisos y pruebas suficientes sobre una supuesta propagación de las armas químicas y bacteriológicas, y habían sido recolectados por el servicio de inteligencia posterior a la redacción, para llevar un contienda militar contra Irak, el 20 de marzo de 2003. La invasión marcó el inicio de la guerra de Irak.

______________

Libia

La alta comisionada Pally, de aquel entonces, en 2011 dijo: “Aunque los informes aún son irregulares y difíciles de verificar, una cosa es dolorosamente clara: la continua violación del derecho internacional, la represión en Libia de las manifestaciones pacíficas se está intensificando alarmantemente”. El Consejo de Derechos Humanos resolvió “Enviar, con urgencia, una comisión de investigación internacional independiente”.

_____________

Siria

Las más grandes empresas del mundo anuncian la “urgencia” de invadir Siria, bajo el argumento falso del uso de armas químicas contra su pueblo por parte de Bashar Al Assad. De esta manera, se crearía el pretexto adelantado por el presidente de Estados Unidos Barack Obama, quien había advertido que si se usaba este tipo de armas sería considerado como la “línea roja” que obligaría a la intervención militar de Estados Unidos.

______________________

Maduro: “Creo que Michelle Bachelet dio un paso en falso”

Dijo que el informe fue dictado a la funcionaria desde el Departamento de Estado de EEUU

Por ser jefe de Estado, Nicolás Maduro fue el primero en salirle al paso al contenido del informe de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), Michel Bachellet, el cual catalogó de ser un documento elaborado con base en estas “mentiras, manipulación, datos inexactos, falsos”. “Es una lectura dogmática y repetición de los informes del antiguo comisionado” de la ONU.
“Yo creo que Bachelet dio un paso en falso al leer un informe que le elaboraron y que le dictaron desde el Departamento de Estado”, acusó el Mandatario en rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores.
Reveló que ya envió una carta a la oficina de la comisionada en Ginebra, en la cual le dice “varias verdades” sobre la situación política y social del país. Destacó que en 48 horas la misiva estará en manos de Bachellet.
El Mandatario venezolano fue enfático al señalar que el citado documento no le genera ninguna presión, ya que él está consciente de que fue elaborado por gente enemiga de Venezuela y de la Revolución Bolivariana.

También se pronunciaron

Otro que cuestionó el informe de Bachellet fue el vicepresidente del Socialismo Territorial, Aristóbulo Istúriz, quien dijo que el documento de la citada funcionaria tiene la intención de justificar una intervención contra el país. “(…) Tiene una intención política, una agresión contra Venezuela”, dijo Istúriz.

“Para nosotros, las políticas sociales son parte de los derechos humanos, por eso tenemos argumentos contundentes para rechazar el informe de la comisionada Bachelet”, enfatizó.

______________________

Rechazo rotundo a la falta de rigor  y seriedad

Eco de múltiples y duras críticas, la minimización de las consecuencias del bloqueo económico contra Venezuela fueron objetadas hasta en el mismo Senado chileno por Alejandro Navarro: “La situación del bloqueo económico contra Venezuela solo es tocada tangencialmente (…) “sin profundidad, ni detalles ni cifras”.

Estas declaraciones encendieron a los más radicales opositores chilenos, en las redes sociales. Aun así, el senador respondió que lo particular del informe de Bachelet es que dista muchísimo de sus declaraciones durante la visita a Venezuela: “es más, la credibilidad de esa señora hace rato que ha sido cuestionada, entre otras cosas porque jamás fue capaz de desmontar la Constitución dictatorial en Chile, no le creo”.

Lejos de la confianza a la exmandataria chilena, también se sumaron a esta perspectiva, Rusia, China, Turquía, Belarús, Myanmar, Irán, Cuba, Nicaragua, Bolivia y los países del ALBA-TCP, señalándolo de una campaña para seguir desestabilizando al país, y mostrando preocupación por el impacto negativo que pudiera tener en la promoción y protección de los derechos humanos”.

De peligroso lo ha catalogado el nieto de Salvador Allende, Pablo Sepúlveda: “Es una estafa”, como primera característica, muy parcializado, dice, “es un informe deshonesto y, en tercer lugar, es un informe cobarde y peligroso. ¿Por qué es un informe altamente parcializado? Usa una narrativa con mucha información falsa, otra parte de la narrativa es muy exagerada y es evidentemente inquisidora. Es parcializado porque solamente toma la voz de un sector”.

Demasiadas respuestas para tan poco informe, pueden ser el catalizador de lo que pudiera venir después de este informe, que se le ve, tiene el firme propósito de propiciar una intervención gringa en nuestro país.

Preguntas van y vienen, de manera casi inútil cuando se trata de entender el por qué de las apreciaciones de Bachelet, cuando se han hecho analogías con lo sucedido en Libia previo informe.

Nadie ha tomado en serio este evento, sin embargo, el mundo que nos mira saca sus propias conclusiones y deduce: si en Libia hubo mil muertos en tres meses, según Bachelet en Venezuela 6.800 ejecuciones. Muy serio no parece el informe. Otra cosa cierta es que el informe de Michelle Bachelet no es absoluto, pero tampoco se debe ignorar.

Ciudad CCS / Juan Ramón Lugo / Francis Cova

Únase a la conversación