La Araña Feminista | El nuevo boom de escritoras latinoamericanas

Alba Carosio

Hay quienes afirman que nuestro siglo XXI está siendo la era de las mujeres en las letras, y otros agregan que la nueva ola de la literatura latinoamericana tiene mucho de femenino. Lo cierto es que la producción literaria de Nuestra América en los últimos años se ha distinguido por voces femeninas que en cuentos y novelas presentan sus visiones del mundo, una visión que resulta innovadora. Jóvenes escritoras latinoamericanas están siendo publicadas con éxito, por editoriales alternativas pero también por editoras como Anagrama o Random House. Libro a libro han ayudado a eliminar viejos convencionalismos sobre el papel de la mujer dentro del mundo literario.

Podemos pensar cuánto de este boom de la escritura femenina se debe al interés que viene despertando la irrupción de los feminismos en la vida social, y los cambios que las mujeres trabajan para construir. Lo cierto es que los textos de las jóvenes Samanta Schweblin (1978, Buenos Aires), Valeria Luiselli (1983, México), Alejandra Costamagna (1970, Chile), Guadalupe Nettel (1973, México), Josefina Licitra (1975, Argentina), Mónica Ojeda (1988, Guayaquil), Carolina Sanín (1973, Bogotá), Mariana Enríquez (1973, Buenos Aires), María Fernanda Ampuero (1976, Ecuador), Fernanda Melchor (1982, México), Claudia Ulloa Donoso (1979, Perú), Naida Saavedra (1979, Venezuela, Maracaibo), Sol Linares (1978, Venezuela), Fernanda Trías (1976, Uruguay), Liliana Colanzi (1981, Bolivia), Pola Oloixorac (1977, Buenos Aires) y también las algo más mayores como Laura Restrepo (1950, Bogotá), Marcela Serrano (1951, Santiago de Chile), Claudia Piñeiro (1960, Buenos Aires), ahondan en zonas oscuras y desoladas de los seres humanos, y plantean iluminar temas callados y desde otro punto de vista.

Dice Naida Saavedra que parte importante de esa nueva construcción está en el trabajo de estas escritoras que desmenuzan el momento histórico a través de sus plumas.

Porque tanto en México como en Chile, en Argentina o en Ecuador, las mujeres seguimos atravesadas por discursos paralizantes. Se trata de una nueva generación de escritoras latinoamericanas de muy diversa procedencia, que han sido publicadas en años recientes y traducidas a varios idiomas. La mayoría son menores de 40 años. Escritoras feroces las llamó el escritor español José Ovejero, Las acciones que se nos cuentan nos revuelven, incomodan, asustan, duelen, reflejan el dolor de sociedades violentas como las nuestras. Los libros de estas autoras son una forma de resistencia.

En la Filven 2019, el viernes 8, en la Casa de la Historia Insurgente, a las 4:00 pm, se realizará un conversatorio sobre ellas y sus historias.


Únase a la conversación