La Ciudadela de El Cuartel cumple con la tradición del pesebre

En La Ciudadela de El Cuartel, situada en la parroquia Sucre, armaron, por primera vez, el pesebre en una de las calles de la comunidad para que sea visto por todos los transeúntes, porque en años anteriores lo colocaban en el local de la Radio Rebelde, conocida como la voz comunitaria de Catia, y solo era exhibido para los vecinos.
Estefanía Cartaya, vocera de la comunidad de La Ciudadela, informó que en esta oportunidad los integrantes de la comunidad CLAP y de las Unidades de Batalla Hugo Chávez (UBCH) se reunieron con los integrantes del Consejo Comunal para montar el pesebre, pero para que sea visto por toda clase de público, y decidieron montarlo en una de las aceras del lugar.

La coordinación estuvo a cargo del pintor y escultor Armando “Pan Duro” Galíndez, quien a su vez exhibe, junto al nacimiento, una serie de cuadros y esculturas, que forman parte de su creación.

Al pie de las matas de mamón y mango, que hay en la acera, se montó el pesebre. En su elaboración estuvieron presentes, además de Estefanía Cartaya y “Pan Duro”, los vecinos Nereida Rodríguez, Antonieta Mussa, Yelitza Chirinos, Marcos Materán, y el también pintor y cronista de la zona, Isaías Bermúdez, acompañados de varios niños y niñas.

En esta oportunidad, está acompañado de una exposición en plena calle.

Colaboración masiva y permanente

La líder comunitaria Estefanía Cartaya expresó que “cuando se llevó a cabo la reunión entre los miembros del Consejo Comunal, la comunidad CLAP, las UBCH y el grupo de vecinos de La Ciudadela de Catia, la idea fue bienvenida y aprobada en forma unánime. Al mismo tiempo todos se entusiasmaron, y la colaboración fue masiva. La convivencia es admirable durante todo el año y, en esta oportunidad, nadie se quedó afuera, porque cada uno de nosotros puso su granito de arena para montar el nacimiento en la calle”.

Ahora toda la población de La Ciudadela tiene una vigilancia permanente para preservar la obra que con tanto cariño realizaron. De acuerdo con las informaciones de Cartaya, en la zona hay 26 grupos de CLAP y se montaron igual número de pesebres.

Pequeña historia

Nosotros en Venezuela lo conocemos como pesebre o nacimiento y, en algunos países, como Belén, pero es el mismo motivo para festejar la Navidad.

El primer nacimiento se creó en Italia. Fue Francisco de Asís el iniciador, cuando en 1.223 recorría la pequeña población de Rieti y la Navidad lo sorprendió en la ermita de Greccio. Fue allí donde todo comenzó.

Esa noche tuvo la inspiración de reproducir, en vivo, el nacimiento de Jesús. A su llamado concurrió la mayor parte de la población, para representar a María, al Niño Jesús y a San José. También otros prestaron animales como la mula, el buey y muchas ovejas. La colaboración fue total, y trae a colación la prestada por los vecinos de La Ciudadela para armar el pesebre que nos ocupa.

La tradición, llamada en principio “Belenes”, se extendió por toda Italia y luego al mundo. Hoy figura entre las tradiciones navideñas de muchos países alrededor del planeta.

La tradición de los pesebres, en nuestro país, fue introducida por los sacerdotes que vinieron a evangelizar a los aborígenes y a los esclavos traídos desde África a la fuerza.

En esa primera época, los religiosos de todos las iglesias y conventos montaban sus nacimientos, obras que eran visitadas por los vecinos de las poblaciones en las cuales estaban radicados.

La tradición en Venezuela se extendió a todos los rincones, y desde entonces se celebra no solo a través de los pesebres o nacimientos, también son acompañadas con cánticos religiosos como los aguinaldos y, en la era cercana, con gaitas, tal como la cumple La Cuidadela de El Cuartel, en la parroquia Sucre.

Ciudad Ccs/Julio Barazarte

 


Únase a la conversación