Atilio Borón: “A Venezuela le tengo mucha fe” porque se orienta hacia la cultura

Presenta en esta Filven, el ejemplar “El hechicero de la tribu” publicada por la Editorial Monte Ávila

Argentino de nacimiento y latinoamericano por vocación, así se define el sociólogo y politólogo Atilio Borón, quien se encuentra de visita como uno de los participantes de honor en la 15ª Feria Internacional del Libro de Venezuela 2019, que se realiza en el Casco Histórico de Caracas.

Es doctor Honoris Causa en las universidades argentinas de Cuyo, Salta, Córdoba y Misiones, así como también de la Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt de Cabimas, en el estado Zulia.  Galardonado con diversos premios entre los que se destaca el Premio Honorífico de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada, de Casa de las Américas, en La Habana – Cuba, del año 2004, por su libro Imperio & Imperialismo; y el Premio Internacional José Martí por su contribución a la unidad e integración de los países de América Latina y el Caribe, otorgado por la Unesco en el año 2009.

En sus artículos rescata la identidad de América con una visión socialista orientada a defender los derechos e impulsar la igualdad de los pueblos latinoamericanos. Entre sus obras actuales resaltan: Trump por 187, Agonía y muerte del neoliberalismo en América Latina, El tsunami chileno: Piñera y la represión, Bolivia, lo que está en juego y La propaganda no es periodismo.

“Estoy feliz de estar en la tierra de Bolívar y de Chávez, tenía muchas ganas de venir y seguir de cerca lo que pasa acá y vivir la resistencia de este pueblo heroico”, así lo manifestó Borón como agradecimiento a la invitación a participar en la Filven 2019.

—Cuéntenos sobre su participación en la Feria Internacional del Libro en Venezuela 2019.

— He venido a la Feria Internacional del Libro en Venezuela a presentar mi más reciente libro El Hechicero de la tribu, este ejemplar se ha publicado en España, México, Argentina, Chile, y ahora vengo a presentar, con mucha satisfacción, la edición venezolana publicada por la Editorial Monte Ávila.

—Háblenos del libro El hechicero de la tribu.

— En él, hago una cuidadosa disección del más reciente ensayo de Mario Vargas Llosa El llamado de la tribu, allí explica los distintos pasos de su conversión desde la izquierda a ser un fanático del neoliberalismo. Yo, en El hechicero de la tribu: Mario Vargas Llosa y el liberalismo en América Latina, analizo los siete autores que Vargas Llosa considera los fundamentos y los pilares de su conversión al neoliberalismo. Demuestro cómo en un caso había una absoluta distorsión desde el tratamiento seductor; y, en segundo lugar, examino la visión de los otros autores, que sí sintetizan muy bien, pero que sus respuestas son absolutamente inadecuadas, incorrectas e indefendibles a la luz de la experiencia histórica, para demostrar, entonces, que el neoliberalismo, lejos de ser una ideología de participación y del progreso de los pueblos, realmente es todo lo contrario.

—¿Cómo ha sido su participación en la Filven 2019?

— Ni bien llegué, estuve en las instalaciones de la Feria junto al ministro Ernesto Villegas, luego en una entrevista para Cuba sobre la realidad contemporánea de América Latina. Y, aparte de eso, estuve en un conversatorio el día miércoles 6 de noviembre, en la Escuela Nacional Robinsoniana. Estaré visitando diversas comunas caraqueñas, he venido a un viaje de aprendizaje y de estudio.

—En Venezuela, impulsar la lectura en los ciudadanos es sumamente importante, ¿qué le parece la realización de estos eventos?

—Si hay algo que puede garantizar la permanencia y la perdurabilidad de los procesos revolucionarios, es el frente cultural. Cuba resistió ochenta años de bloqueo, porque vivieron una enorme batalla cultural. Las dos primeras instituciones creadas por la revolución cubana no fueron dedicadas a la economía, fueron El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), para la producción de largometrajes y documentales, y Casa de las Américas, para promover las artes y las letras. Fidel Castro siempre dijo que la revolución cubana se sostenía de la cultura. En pleno período especial, cuando no hay dinero en toda Cuba y tuvieron que reducir los presupuestos de los ministerios, tres de ellos que aumentaron el presupuesto fueron el de Cultura, de Educación y de Salud. Fidel manifestaba que sin cultura, educación y salud la revolución perdería credibilidad. Me parece que Venezuela sigue esos pasos, y, además, están siguiendo lo señalado por Simón Bolívar, cuando pide que le envíen una imprenta, que cumplía una mejor función que los cañones, esto que está haciendo el Gobierno Bolivariano responde profundamente al diario del Libertador.

—Ha recorrido el centro de Caracas, ¿cómo vivió la realidad caraqueña?

—Nada que ver con lo que pinta la prensa hegemónica de América Latina. Muchos me decían que aquí iba a pasar precariedades, he enviado fotografías que demuestran lo contrario; evidentemente, la economía presenta problemas graves, pero su gente está resistiendo y levantándose. Disfruté de las presentaciones de dos ejemplares estupendos de Luis Britto García sobre la identidad venezolana y otro de Vladimir Acosta sobre Estados Unidos, con calidad de contenido. Luis Britto García y Vladimir Acosta son dos de las personalidades intelectuales más brillantes que tiene América Latina. A Venezuela le tengo mucha fe.

—Actualmente, su país vive un momento histórico, cuéntenos sobre ello.

— Lo miro con mucho optimismo, creo que Alberto Fernández ha dado muestras de que va a reencauzar a la Argentina por el camino del que nunca debió apartarse, que es el camino de la integración latinoamericana y de solidaridad con los países agredidos por el imperialismo. He mencionado en diversas oportunidades que América Latina tiene que retomar la vía de la autodeterminación y de la independencia. Me parece que hay que ser optimista, él está llegando a un país devastado, no hemos tenido guerra, pero sí una interna con gobiernos que han saqueado a la Argentina, como el gobierno de Macri. Fernández va por el rumbo correcto y en Cristina Fernández también confío mucho”.Hoy, a las 5 de la tarde, se realizará la presentación del ejemplar para Venezuela de El hechicero de la tribu: Mario Vargas Llosa y el liberalismo en América Latina, en las instalaciones de la Sala Luis Alberto Crespo, ubicado en la sede del Gobierno del Distrito Capital, al frente de la Plaza Bolívar.
_________________

*Biografía Mínima

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, licenciado en Sociología, con diploma de honor, por la Universidad Católica Argentina en Buenos Aires. Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Desde 1986 es profesor regular titular de Teoría Política y Social, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED). Fue, además, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso).


Únase a la conversación