A puño y letra | Mayo, el mes en que brotan los campeones de boxeo

Alexander Muñoz se retituló en mayo de 2007

Este mes que está a punto de culminar puede ser considerado, al menos en Venezuela, no como el mes de las flores, sino el de los coliflores y las narices chatas, términos con los que se conoce también al boxeo, porque la mayoría de los púgiles terminan sus carreras con sus orejas parecidas, en su deformidad, a la referida col.

Lo cierto es que el quinto mes, pero de años diferentes, ha sido bien productivo para los boxeadores nacionales.

Comencemos por el día 3 de mayo del año 2007, cuando el nativo del estado Bolívar, Alexander “Explosivo” Muñoz reconquistó la faja mundial del peso super mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) con una victoria por decisión contra el gladiador nipón Nobuo Nashiro, en Tokio, Japón.

Muñoz había ganado anteriormente esa faja, de la misma organización con un nocáut sobre Celes Kobayashi en el 2002. Defendió el título en tres ocasiones antes de perderlo por decisión ante el mexicano Martín Castillo, el 3 de diciembre de 2004.

El 13 de mayo, aunque para los supersticiosos pudiera ser de mala vibra, para el pugilismo criollo fue de buen augurio; tuvimos como campeón en 1995 a Antonio Cermeño (estado Miranda) quién ganó su primer título –después sería también monarca pluma– en la categoría super gallo de la AMB derrotando por decisión al puertorriqueño Wilfredo Vásquez, en San Juan, Puerto Rico. La mantuvo hasta 1998.

El 21 de mayo de 1988, José Sanabria (Yaracuy) doblegó por nocáut técnico en seis asaltos al colombiano Moisés Fuentes Rocha, en el Coliseum Vicente Díaz Romero de la ciudad de Bucaramanga, para alzar la faja súper gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Sanabria hizo tres defensas. Su reinado terminó el 10 de marzo de 1989, cuando fue superado por el francés Fabrice Benichou.

Y tal día como mañana, 23 de mayo, pero de 1988, Fulgencio Obelmejías (estado Miranda) ganó la corona de la AMB, peso supermediano, a Chong-Pal Park, en Corea del Sur. Un año después la perdió, el 28 de junio ante el surcoreano In-Chul Baek .

En su momento Obelmejías acaparó la atención de tantos aficionados, que hasta el reconocido escritor Miguel Otero Silva asistía a sus peleas en suelo venezolano.

Y el venidero 30 de este mes se cumplirán nueve años, fue en 2010, de Miguel “Aguacerito” Acosta proclamarse campeón peso ligero de la AMB, al noquear en el sexto asalto al africano Paulus Moses, en Namibia…entonces podemos decir: ¡No hay quinto (mes) malo!

Ciudad CCS / Jose Cuevas

Únase a la conversación