Misión Saber y Trabajo y Chamba Juvenil deben generar más empleos

La Gran Misión Saber y Trabajo se encuentra dirigida a los desempleados absolutos, (personas que no posean ningún tipo de ingreso) dispuestos a participar en procesos de formación y proyectos estratégicos para el país. Se creó en 2012, pero el pasado 13 de agosto de 2019 fue fusionada a la Gran Misión Chamba Juvenil.

El objetivo del primer programa social es generar las bases de desarrollo de un sistema de trabajo productivo para la transición al socialismo. El sistema debe contrastar la lógica del trabajo a la del rentismo del capital en el marco del plan de desarrollo, atendiendo los siguientes temas: realizar un sistema de registro de empleo; formar a los chamos desde el punto de vista técnico y profesional; formular las políticas de estímulo al empleo de las capacidades instaladas ociosas, y nuevos proyectos (del Estado), comunales, mixtos de pequeñas y medianas empresas privadas. Su gran objetivo a largo plazo era crear tres millones de puestos laborales en ocho años

La Gran Misión Saber y Trabajo y Chamba Juvenil trabajan articuladamente con las misiones Vivienda, AgroVenezuela, Hijos de Venezuela y En Amor Mayor. La incorporación y el proceso de aprendizaje de los batalladores se ha logrado gracias a la creación e instalación de 682 espacios de formación a nivel nacional, bajo la coordinación de los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación; Educación; Educación Universitaria; Energía y Petróleo y Agricultura y Tierras, los cuales cuentan a su vez con mil 406 formadores.

En estos momentos, el Gobierno Revolucionario estima en más de 50 mil los batalladores en proceso de formación en distintos puntos geográficos del país.
Los críticos de esta misión cuestionan que aún no se ha dado la incorporación a las Empresas de Producción Social (EPS) en el proceso de captación de batalladores, así como que ha habido poca disponibilidad a la hora de incorporar como facilitadores y formadores a profesionales y técnicos revolucionarios.


Únase a la conversación