Misiones en defensa del bienestar social y en pro de la salud venezolana

Como parte de la responsabilidad social que el Gobierno imparte en Venezuela, aunado a la preocupación que existe en las familias con situación vulnerable, se crearon varias misiones que cumplen con el criterio de apoyar, socializar y comprender este déficit. La principal referencia teórico-conceptual a este tipo de política pública se encontró en la orden dada por el presidente Hugo Chávez en la reunión de alto nivel de gobierno el día 12 de noviembre de 2004 cuando en el teatro de la Academia Militar de Venezuela señaló: “Atacar por debajo con toda la fuerza” los problemas y necesidades de la población venezolana.

Las madres como prioridad

Al ver la necesidad que arrasatraba la población desde la cuarta República y el estado de vulnerabilidad en el que estaba, debido al alto nivel de pobreza extrema, el Gobierno Bolivariano y el Ministerio del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género creó, en 2006, la Misión Madres del Barrio, a fin de garantizar el acceso a este grupo etario a los derechos fundamentales.

Desde su fundación hasta la fecha, se ha logrado atender a más de 2 millones de familias en todo el territorio nacional y su objetivo es apoyar a las mujeres en pobreza extrema, para que puedan incorporarse a actividades productivas, así como a su organización, para participar activamente en el desarrollo del país.

Las familias incorporadas a Madres del Barrio reciben una asignación económica a partir de la evaluación de cada caso. Esta asignación obedece a la necesidad de apoyar económicamente a las mujeres y sus familias, mientras se generan las condiciones para que puedan acceder a actividades productivas y superen el estado de pobreza extrema. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, tal asignación es de carácter transitorio y el monto es del 80% del salario mínimo.

Reyna Bastidas, habitante del sector La Fila de Los Frailes de Catia, comenta que: “Gracias a este proyecto la mujer ha sido visibilizada ante la sociedad, nosotras como madre y mujer estamos agradecidas por esta ayuda que además nos convoca a implementar la socioproductividad”.

Por sonrisas que dignifiquen al pueblo

Los programas sociales que implementa el Gobierno Nacional para aplacar a gran escala el problema de asistencia social prioriza la atención, tanto del discapacitado como a los que necesitan rehabilitación odontológica. Antes de la llegada de la revolución nunca se tomó en cuenta a los sectores sociales que ameritaban este tipo de requerimientos de salud.

La Misión Sonrisa nace en noviembre del 2006 gracias al convenio Cuba-Venezuela, con el objetivo de brindar rehabilitación protésica bucal a la población venezolana de escasos recursos.

Por su parte, la Misión José Gregorio Hernández se encarga de prestar atención integral en salud a través de servicios gratuitos a los venezolanos con alguna enfermedad genética o por motivos accidentales fortuitos que degeneran en discapacidades.

Estos dos importantes programas de acción social unifican las realidades en las familias con vulnerabilidad. Una ha devuelto la sonrisa de 3 millones de venezolanos, entre adultos mayores y niños, y la otra ha contribuido al apoyo de las personas con discapacidad que no cuenta con los recursos indispensables para tratarse esos impedimentos.

Recientemente, el presidente Nicolás Maduro anunció un nuevo censo que se realizará en toda Venezuela con el apoyo sectorizado del Movimiento Somos Venezuela, Frente Francisco de Miranda y Chamba Juvenil, que tendrá la misión de actualizar datos casa por casa. La idea es manejar consensuadamente las estadísticas de los beneficiarios.

Entre otras atenciones, el presidente Maduro también anunció la creación de un carnet para facilitar el subsidio, así como también los insumos médicos que requieran los pacientes. Es importante destacar que, tanto la Misión Sonrisa como la Misión José Gregorio Hernández, trabajan de la mano con Barrio Adentro, por esa razón es que el pueblo pidió nuevos equipos odontológicos para garantizar la atención óptima que el pueblo requiere.

Ciudad Ccs/José Antonio Valero

Únase a la conversación