Opositores quisieron sacar provecho político de un crimen pasional

Tras asesinar el ex concejal de Voluntad Popular, mantuvieron el cadáver 15 horas en una vivienda

El hombre se bajó de la moto y se quedó un rato afuera, mientras se fumaba un cigarrillo, pues no le gustaba fumar dentro de la casa. Edmundo, a quien todos conocían como “Pipo”, también había llegado en moto, pero la había dejado en la acera del frente. Dos jóvenes pasaron caminando por la calle y dejaron una estela de marihuana a su paso. Saludaron al motorizado y continuaron su camino. La señora Antonia llegó del mercado con dos bolsitas llenas de verduras. Dio los buenos días y se metió en su casa. Micaela continuaba pegada a la ventana, pero con cuidado de no dejarse ver.

Finalmente el hombre entró a la vivienda. No se sabe si ya lo habían visto desde el interior cuando llegó o si había otra explicación. Lo cierto es que cuando entró, Edmundo Rada estaba sentado en la sala de la casa, como una visita y la mujer se dedicaba a barrer.

Apenas lo vio comenzó una discusión entre los dos hombres. Anderson Miguel Dávila Machado estaba furioso, porque sabía que “Pipo” había sido pareja de Tibisay Vilera Pérez, una mulata de treinta y cuatro años de edad. Incluso le habían llegado chismes y rumores sobre que la pareja continuaba viéndose a escondidas.

— Tranquilo hermano, deja los celos, que Tibi y yo no tenemos nada. Solo somos amigos desde hace muchos años. Vine porque conseguí una perrarina barata y se la compré a los perros y se la vine a traer”.

— Esta bien guevón, ahora cuéntame una de vaqueros. Y a mí no me digas hermano, porque yo no soy hermano tuyo. ¿Tú como que me viste cara de guevón o qué? Busca tu muerte natural y si yo te llego a cazar en una vaina, yo si es verdad que te mato pal coño. Tu no sabes con quién te estás metiendo, –dijo Anderson Miguel, encolerizado.

— Pero cálmate chamo, te va a dar una vaina. Y deja la amenazadera porque yo no soy hombre que se deja amenazar. Cuando tú quieras nos caemos a coñazos, a tiros, lo que tú quieras, rolo ‘e pajúo. Ya te dje que con Tibi no tengo nada, si lo quieres creer bien, o si no allá tú, ese es tu peo.

No había pasado ni un minuto cuando un disparo retumbó en el interior de la vivienda. Del otro lado de la calle, Micaela se hizo la señal de la cruz. Sabía que algo grave había pasado. Al poco rato vio cuando Anderson salió y se fue en su moto. Al poco rato volvió con dos hombres más. Ella sólo pudo reconocer a Nerio Ottamendi, que vivía un poco más arriba. Al rato salió Tibisay caminando toda apuradita, pero regresó como a los diez minutos. Lo extraño es que “Pipo” no salía.

A través de una pesquisa realizada al celular de “Pipo” se logró determinar que una de las últimas personas con las que había conversado era precisamente con Tibisay, por lo que decidieron interrogarla.

La mujer entró en algunas contradicciones e incluso se notaba bastante nerviosa. Ordenaron realizar la prueba del luminol en la vivienda y la sorprensa de los investigadores fue mayúscula cuando determinaron que al infortunado lo habían asesinado dentro de la casa de su exmujer.

A Tibisay no le quedó otra alternativa que confesar lo que había ocurrido en el interior de su casa y dijo que Anderson la había amenazado de muerte para que guardara silencio.

Se determinó que el asesino retuvo el cadáver del infortunado al menos quince horas dentro de la vivienda y que al caer la noche llegó a buscarlo en compañía de Anderson Javier Briceño, Nerio José Ottamendi Vásquez y Keiler Duarte en una moto y un vehículo Chrysler Neón.

El ministro del Interior, Néstor Reverol, al anunciar como resuelto el caso del exconcejal opositor dijo que Anderson Dávila Machado, quien no ha sido capturado, tiene antecedentes por secuestro.

El cadáver de la víctima se lo llevaron para una zona boscosa, donde lo incineraron la madrugada del 17 de octubre, en el sector Guaicoco, calle Rincón Largo, La Dolorita.
_________________

Curiosidades

El asesinato del ex concejal del partido opositor Voluntad Popular, Edmundo Rada (Pipo), ocurre precisamente el día en que Venezuela logra un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

>
Ese mismo día se hizo efectiva la liberación de 14 políticos presos, como parte de los acuerdos del diálogo entre el Gobierno y la oposición.
Voluntad Popular ha estado en desacuerdo con la incorporación de Venezuela en el Consejo de DDHH de la ONU así como en la mesa Nacional de Diálogo.

>
Desde el mismo momento en que Rada desapareció, varios militantes del partido VP iniciaron una campaña en las redes, en la que insinuaban la participación del Gobierno en el hecho. Incluso un hermano del desaparecido salió dando declaraciones donde mostraba que el FAES le había estado tomando fotos recientemente, insinuando que el organismo policial tenía algo que ver en el asunto.

>
El diputado de VP, Gilber Caro, quien ha estado detenido en varias ocasiones por sus actividades al margen de la Ley, tuiteó “alertamos al mundo que nuestro responsable municipal de @vp_munsucre, del estado Miranda @pipovpopular, se encuentra desaparecido desde hace más de 24 horas. “#dondeEstaPipo”.

>
El cadáver del dirigente de VP fue hallado una mañana en una cuneta de la carretera que comunica a Petare con Santa Lucía, sector Las Marías.

>
Esa misma mañana, a las 10:24 am, el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien se encuentra asilado en la embajada de España, tuiteó sobre el hallazgo del cadáver e incluso ofreció algunos detalles que no habían sido revelados en ese momento ni por la policía ni por la prensa.

>
Fue a las 4:30 cuando el periodista policial Román Camacho habla nuevamente del caso y anuncia que presenta dos disparos en la cabeza.

>
Escuchada la rueda de prensa del ministro Reverol, queda claro que se trató de un crimen pasional y que ni el Gobierno ni el partido Voluntad Popular tuvieron nada que ver con el crimen, aunque éstos últimos a sabiendas de lo que había ocurrido, porque en el barrio Unión, desde el mismo primer día se hablaba de que era un rollo de faldas, intentaron, de manera irresponsable y baja, sacarle provecho político al caso.

>
Tras el hallazgo del cadáver, Juan Guaidó, autoproclamado presidente de Venezuela, acusó al Gobierno y anunció que denunciaría el caso en instancias internacionales.

>
Sus declaraciones fueron una especie de orden para que todos sus seguidores comenzaran a afirmar que el Gobierno era el responsable del hecho.

 WILMER POLEO ZERPA / CIUDAD CCS

puntodequiebre.ccs@gmail.com


Únase a la conversación