Parroquia adentro | Bolívar y el escudo de Caracas

Queremos dar fe de versiones que han surgido hasta el presente del Escudo de Caracas, en cuanto al diseño de los símbolos

No es discusión que cada uno de los venezolanos tenemos que estar eternamente agradecidos al Libertador Simón bolívar, por nuestra emancipación del imperio español. Pero en esta oportunidad amigo lector, debemos dar gracias a otro Bolívar, nos referimos a Simón de Bolívar Ibargüen, llamado “El viejo”, y abuelo quinto de nuestro Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco, Padre de la Patria.

A finales del siglo XVI, Simón de Bolívar Ibargüen se desempeñaba como Procurador en El Cabildo de la Ciudad de Santiago de León de Caracas, capital de la Provincia de Venezuela, en dicho cargo tenía el deber de gestionar las distintas mercedes a favor de la Provincia ante su majestad, el Rey Felipe II. Fueron diversas y muy importantes las gestiones de “El viejo”, así como alentadores los resultados, entre los más relevantes se encuentran la Real Cédula de fecha 4 de septiembre de 1591, mediante la cual la ciudad de Caracas recibió el título de “Muy noble y muy leal ciudad”, así como el respectivo Escudo de Armas.

El escudo de armas de la ciudad de Caracas consiste en la figura de un León rampante en pie, de color pardo, con lengua fuera y pata delantera izquierda por debajo de la derecha las cuales sostenían una concha de vieira de color oro con la cruz roja del Apóstol Santiago. Todos estos blasones o símbolos, fueron distribuidos sobre el color de fondo del escudo o campo color plata. En la parte superior o timbre del escudo se aprecia una corona de cinco puntas de oro.

En 1766, por Real Cédula de Carlos III, concede al escudo de armas de Caracas llevar una orla con la inscripción: “Ave María Santísima, sin pecado concebida en el primer instante de su ser natural”.

Profundizando en el contenido de nuestro escudo caraqueño, verificamos en primer lugar que la figura del León era muy usada en los escudos desde épocas remotas, ya que siempre se le consideró la superior de todas las bestias. En el caso de la concha de vieira sostenida por el León, tiene sus orígenes en la legendaria Batalla de Clavijo del año 844 DC, celebrada en Clavijo, Rioja, Reino de España; lugar donde, según, a través de un sueño del Rey Ramiro I de Asturias, el apóstol Santiago le vaticina la victoria al ejército español en combate a realizarse en contra de los Moros al día siguiente, en campo de batalla el cual estaba cubierto por fósiles de concha de vieira. La cruz de la orden de Santiago, de color roja, está representada en forma de espada con brazos abiertos y puntas con flor de Lis que representa “El honor sin mancha”, rasgo moral del apóstol.

Queremos dar fe de versiones que han surgido hasta el presente del Escudo de Caracas, en cuanto al diseño de los símbolos, así como la adición de componentes al diseño original estudiado en este trabajo.

Grupo de investigación documental: Julio González Chacín / Renny Rangel / Gabriel Torrealba

Únase a la conversación