Procesan a expresidenta Cristina Fernández por supuesta asociación ilícita

El juez federal Claudio Bonadío, dictó prisión preventiva a la exmandataria y un embargo de 4 mil millones de pesos

La senadora y expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue procesada por el juez Claudio Bonadío por supuestamente liderar una asociación ilícita que se dedicaba a cobrar sobornos de las empresas contratistas de obras públicas durante su gestión.

La medida incluye prisión preventiva para la exmandataria, aunque su detención dependerá de que dos tercios de los legisladores aprueben su desafuero, pues actualmente goza de inmunidad parlamentaria.

La ex mandataria, por su parte, ha calificado todo el proceso como una muestra de «la utilización del Poder Judicial como un instrumento de persecución y proscripción de dirigentes populares».

El juez también procesó a otros exfuncionarios y a empresarios que se presume pagaron sobornos para obtener obras públicas, entre ellos Angelo Calcaterra, exdueño de la empresa constructora Iecsa y primo del actual presidente Mauricio Macri; reseñó Sputnik.

De acuerdo con Bonadio, el objetivo de las supuestas asociaciones ilícitas era «procurar la percepción de sumas de dinero ilegítimas por parte de diversos particulares, muchos de ellos empresarios contratistas de la obra pública del Estado Nacional».

Para Fernández, el manejo de los testigos por parte de Bonadío en la causa abierta en su contra ha sido «extorsivo». Además de la petición de desafuero y la posible medida preventiva de prisión, a la exmandataria y posible candidata presidencial le impusieron un embargo de 4.000 millones de pesos.


Únase a la conversación