Promueven alimentación sana desde el aula

La lonchera debería contener frutos de temporada y alimentos de las huertas.

Nunca antes en Venezuela un momento de dificultades económicas había estimulado tantas potencialidades para generar un cambio de paradigmas en materia alimentaria.

Así lo sostiene la fundación sin fines de lucro Escuelas Libres de Investigación Científica para niños (ELIC), con el apoyo de Naturlandia, al impulsar su programa Loncheras Saludables en las comunidades educativas, y así fomentar una alimentación sana y preventiva conforme a las necesidades y potencialidades de los seres humanos.

Ana María Rodríguez, directora nacional de la fundación con sede mundial en Venezuela y presencia en 21 países, afirmó que vivimos un momento propicio para el aprendizaje, ya que los problemas de acceso a los alimentos procesados de manera industrial más comunes de la dieta del venezolano (enlatados, harinas precocidas, embutidos, etc.), favorecen el acercamiento a alimentos más naturales, provenientes de la huerta, como era la costumbre en la cocina de nuestras abuelas.

Ese modelo (uso de recetas tradicionales, productos de la tierra, alimentación balanceada y nada de aditivos químicos) es el que aplican mediante la propuesta de Loncheras Saludables, que consiste en combinar los alimentos para favorecer a los niños y niñas, pero también como instrumento de formación a largo plazo que ayude a nuestros pequeños a llevar una vida más sana.

CIUDAD CCS

Únase a la conversación