Rusia seguirá su cooperación con Irán ante sanciones de EEUU

Sanciones unilaterales de Washington no impedirán la cooperación con entidades bancarias del país persa

“Esto no afectará nuestros enfoques sobre Irán. Como lo planeamos, continuaremos cooperando con Irán en el sector bancario”, ha señalado, este viernes, el director del Segundo Departamento Asiático de la Cancillería rusa, Zamir Kabulov, en alusión a las nuevas sanciones de Estados Unidos contra la República Islámica.

Las restricciones contra el Banco Central de Irán (BCI) han sido anunciadas, este mismo viernes, por el presidente estadounidense Donald Trump. “Consideramos ilegítimas las sanciones unilaterales”, ha destacado al respecto el funcionario ruso.

Las medidas vienen luego de que la Casa Blanca acusara al país persa del ataque perpetrado el 14 de septiembre a dos instalaciones petroleras en Arabia Saudí, del que Washington y Riad acusan a Teherán, sin prueba alguna, pese a que la autoría de la agresión se la atribuyó el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá.

Más tarde y en la misma jornada de este viernes, el magnate neoyorquino ha sostenido que la opción militar sigue sobre la mesa contra Irán, como respuesta al ataque a la petrolera saudí Aramco.

Como siempre, Trump ha dado señales contradictorias sobre la aludida respuesta, no obstante, el pasado miércoles insinuó su reticencia a optar por la vía militar, al afirmar que, aunque tiene a su disposición la “opción máxima”, también podría escoger “otras opciones”.

También ha rebajado ligeramente su retórica el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, luego de que la República Islámica advirtiera que respondería inmediatamente a cualquier agresión en su contra y que su represalia no se limitaría a la “fuente de amenaza”.

En este sentido, en una entrevista con la cadena estadounidense CNN y publicada el jueves, el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, advirtió que posibles ataques de Washington o Riad contra el país persa por las vanas acusaciones en mención, supondrían una “guerra total” en la que tendría que combatir “hasta el último soldado estadounidense”.

Ciudad CCS / Hispantv

Únase a la conversación