Semillero Deportivo | En Caricuao forman lanzadores

La Abdón Academia se encuentra ubicada en los espacios del polideportivo Luis Aparicio

En el polideportivo Luis Aparicio de Caricuao, funciona la Abdón Academia, dedicada única y exclusivamente a la formación de lanzadores de beisbol, cuyas actividades son diarias desde las 7:30 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

Como urbanización, Caricuao fue fundada en 1961, formó parte de Antímano y es uno de los asientos habitacionales más grandes de Venezuela, con la característica de haber sido establecida oficialmente, como parroquia, el 8 de abril de 1975, por tener todas las cualidades de una pequeña ciudad, ya que posee hospitales, escuelas, liceos, consultorios médicos, odontológicos, centros comerciales, la zona verde más grande del oeste de Caracas, cuerpo de bomberos, estaciones del metro, un zoológico y decenas de canchas, campos y polideportivos, que le proporcionan una vida muy activa a la zona.

Yánez es uno de los técnicos con mayor experiencia en la escuela.

Única en su clase

Entre las decenas de escuelas, equipos y centros deportivos sobresale, única en su clase, la citada Abdón Academia, dedicada al adiestramiento de lanzadores de beisbol.

Sus entrenadores son Abdón Rodríguez, Freddy Aguilera, Yérison Mendoza y Alexis Yánez, los cuales han laborado como sepentineros en equipos profesionales y en la máxima categoría del beisbol nativo, y están atentos a todos los detalles de sus discípulos.

Debido a esa especialidad, la Academia no tiene equipos, porque su labor es conseguirle plaza a los muchachos cuando sus condiciones están en el tope para ser pasados a alguno de los equipos que funcionan en Venezuela y en el exterior.

Esta Academia recibe a jugadores entre los 12 y 20 años de edad y un grupo no mayor de 20. Las clases se realizan todos los días “de lunes a lunes”, lapso en que ha dado buenos resultados de acuerdo con lo expresado por el grupo de técnicos mencionados.

Freddy Aguilera señaló que la Academia se encuentra en el contexto del proyecto denominado Desarrollo Deportivo Caricuao, presentado por la comunidad y legitimado por las autoridades de Caracas.

Aguilera destacó: “Tenemos a varios de nuestros discípulos actuando en el campeonato de la Liga Nacional Bolivariana de Beisbol (LNBB), que tiene equipos en todo el territorio nacional, y otros que están como prospectos de organizaciones de las Grandes Ligas.

Rosmal Medina es un joven que se encuentra en República Dominicana con Rancheros de Texas y también está Geiver Algarín, con Cerveceros de Milwaukee. Eso da una idea de lo bien que funciona la Academia. Ambos mantienen una velocidad de 90 millas en sus lanzamientos”.

Actividades combinadas

Los formadores de lanzadores están atentos en el comportamiento de sus pupilos, tanto en el terreno como fuera de él, y en sus respectivos hogares. Igualmente, desde el mismo día en que se inscriben, les inculcan valores como el respeto a sus semejantes, hacia las personas mayores y hacia sus padres.

“Nosotros encaminamos a los jóvenes; desde el mismo momento en que se inician, les damos charlas de bienvenida, además, los estimulamos para que continúen sus estudios, porque les informamos que cuando lleguen a los equipos grandes, les solicitarán, en sus respectivas hojas de vida, lo alcanzado en su formación académica”, dijo Aguilera.

“Igualmente, realizamos reuniones en grupos para que se familiaricen y tengan cordiales relaciones. Esas actividades están en forma permanente, porque eso ayuda a la estabilidad emocional en la Academia y, por supuesto, tenemos apoyo total de los padres. Los resultados están a la vista por el éxito logrado”, finalizó.

Ubicación

El Polideportivo Luis Aparicio está situado cerca del zoológico de la parroquia Caricuao.

Proyecto

Los técnicos de la Academia tienen un ambicioso proyecto para ampliar sus enseñanzas hacia otras zonas de la Gran Caracas, pero, primero, desean incluir más entrenadores, con la inicial actividad de extenderse hacia las escuelas de beisbol menor que tienen sus sedes en Caricuao.

La Academia se inició con un proyecto presentado exclusivamente para la parroquia, pero, en vista de que han acudido lanzadores de varias zonas vecinas, tienen la intención de presentar a las autoridades la ampliación de dichas actividades, para que en Venezuela se repitan escuelas hacedoras de serpentineros.

Por ahora, el plan está en estudio y a la espera de que continúen los éxitos internos.

Ciudad Ccs/Julio Barazarte

Únase a la conversación