Venezuela innova el cine con transmedia

La era tecnológica ha avanzado significativamente en estos momentos, es por ello que en pleno siglo XXI se hace eco en la utilización de herramientas digitales, tal es el caso del cine. Tradicionalmente se conoce la cinematografía como un arte que marca una vida, una historia y un drama, pero a su vez también se conocen los equipos y el talento humano que normalmente usan: director, productor, asistentes, cámaras profesionales, etc.

Gracias a la tecnología y sus avances nace una propuesta que por primera vez en Venezuela ha causado revuelo este año. Por esa razón, el productor Mateo Manaure Arrilla promueve el cinecross y la transmedia como herramientas innovadoras dentro del cine venezolano. “Nos encontramos en la época de la convergencia cultural audiovisual, este fenómeno se da por la combinación del avance tecnológico de la telefonía celular sumado al alcance de las redes sociales, cuando se unen estos dos elementos resulta que cualquier ciudadano común, que no tenga nada que ver con el cine, puede realizar un proyecto audiovisual”, acota Manaure.

Simplemente la transmedia ha ganado terreno dentro de la cinematografía, tomando en cuenta el vínculo que mantiene con el cine comercial en cuanto a la producción y el trabajo en equipo. Una vez realizado el plan audiovisual, la misma busca visualizar varias perspectivas como la garantía de reducir el presupuesto y el talento humano que puede ser una persona común sin conocimientos en cine o televisión. Prácticamente Manaure cataloga al cinecross como una “producción artesanal” para el público.

En el rodaje se utilizaron elementos del cine tradicional combinados con factores innovadores.

Una descendencia tecnológica

Notoriamente, el cinecross y la transmedia descienden principalmente de rodajes originarios, pero la aplicación de dispositivos móviles comienza en Estados Unidos, donde el director Steven Soderbergh fue el más joven cineasta en ganar los premios Cannes, Oscar y Globo de Oro en el año 2017, y primero en realizar la producción hecha con un Iphone llamada Unsane y diseñada para salas de cines comerciales, ese es el punto clave de la transmedia.

Para Manaure este fue el punto de partida e inspiración para ejecutar su proyecto. “El cine, la propia obra cinematográfica, debe reconsiderar su posición no solo en cuanto a su difusión sino también en relación al lugar que ocupa en una historia que traspasa las fronteras de su guión. El cine pertenece al Cross media: al igual que la televisión, un cómic, un videojuego o una reunión social, puede constituir el medio de transporte de una historia en la que se ha de embarcar el público como espectador, como actor o incluso como transportista para un viaje, lineal o no: el viaje del cross media”, reseña el produtor.

Primavera en Petare

La primera producción cinematográfica con sello venezolano, se realizó con diferentes factores que convergen en el uso primordial de los dispositivos móviles, Primavera en Petare estrenada el pasado 1ro de noviembre en diferentes salas de cine comercial del país, nace de un taller de cine cross media, dictado por Manaure en aquella localidad mirandina del Municipio Sucre, la cual él considera como el barrio más grande de Latinoamérica, incluso más grande que cualquier favela de Brasil.

El productor señala que esta obra, realizada con dos teléfonos de alta gama (imagen y sonido), hecha sin profesionales del cine, agradeció al equipo de producción del taller actual Bochinche y más Bochinche, a su numeroso grupo de actores, lo que para él parecía un juego o irreal se continuó día tras día, a pesar de los inconvenientes, con constancia, dedicación, seriedad y empeño, y se obtuvo un producto final.

Como parte de su sinopsis se puede conocer que en la populosa parroquia de Petare, tres chicas cuyos nombres empiezan con la letra “V” tienen vidas paralelas pero entrecruzadas por una misma realidad, de la que buscan salir adelante por sus propios medios: una es violinista; la otra es mototaxista, que cuando era niña perdió a su padre en un atraco a mano armada; la tercera es una joven que después de ser violada ejerce la prostitución. Las tres chicas y una mujer apodada “La Colombia” entablarán relación con “El Diablo”, un delincuente con una maldición a cuestas de la cual solo podrá liberarse cuando encuentre el verdadero amor, es así como se promueve esta producción para el disfrute de la familia.

Por otra parte, Manaure invita para hoy al estreno de lo que sería su segunda película en formato crossmedia: Milagro de Navidad en Petare, mientras que para febrero se estrena el tercer largometraje y se espera que debute el Día de los Enamorados. El filme se titula Love story in Petare (Historia de Amor en Petare).

Finalmente, el productor afirma que su estilo de trabajo se basa en el “neorrealismo italiano”. Además, refirió que con esta serie de proyectos busca ayudar de alguna forma a la sociedad, y entre sus ambiciones u objetivos está crear una escuela productora en la localidad de Petare, que pueda autogestionarse y crear sus propias producciones audiovisuales con talento oriundo de este mismo sector y, además, contar con un equipo muy sólido.

¿y Qué dicen los profesionales del cine?

Luis Lamata
Director, guionista y productor de cine

En principio pienso que todo es cine, lo considero un lenguaje mágico y técnico, es una manera de contar que va creciendo que va avanzando, siempre mantiene las mismas bases. En el ámbito comparativo el cine comercial y cinecross van de la mano.

_________________________________________

Roque Zambrano
Cineasta, productor y profesor

Venezuela es y seguirá siendo la cuna de la cinematografía latinoamericana, el uso de las herramientas de tecnología lo veo como una opción de economizar los gastos en una producción tradicional, se basa en utilizar sus elementos convencionales.

_____________________________________________________________

Enrique Giacopini
Músico y productor de cine

Sencillamente estoy de acuerdo con esta nueva metodología de hacer cine, es aprovechar las herramientas de la modernidad. En lo particular, nunca va a desplazar al cine tradicional, pero hay ciertos elementos que no se podrán reemplazar y a su vez otros que se podrían adaptar.

Ciudad Ccs/José Antonio Valero

Únase a la conversación